(#345). LA CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA EN “DOBLE CARA” Repaso en profundidad sobre el estado de la cuestión de los efectos sobre la salud de la radiación no ionizante y de los intereses económicos en esta industria

B345
  • 22
    Shares

[MONOTEMA] En este nuevo programa de “Doble Cara”, y con la dirección de Antonio J. Mayor, he tenido la oportunidad de explicar en profundidad algunos de los puntos clave del debate sobre los efectos no térmicos de las ondas electromagnéticas en frecuencias no ionizante. El programa se puede escuchar aquí:

Programas de Doble CaraPara seguir adecuadamente el programa, sugiero consultar los siguientes enlaces:

Caso del “phonegate”.

Ataque de microondas a la embajada de Estados Unidos en Moscú.

Efectos sobre la salud del Wi-Fi.

Electrohipersensibilidad.

Conflictos de interés.

Es importante que se visione también todo el material enlazado en esos textos. Material auxiliar y para profundizar puede consultarse en este misma web, donde se el lector encontrará referncias a revisiones sistemáticas realizadas sobre el efecto en el estrés oxidativo, los efectos biológicos en plantas, y otros aspectos comentadosen el podcast.

Confrontación con los que niegan y ridiculizan este asunto

En la última parte del programa, y una vez explicado y justificado el cuerpo de investigación que muestra los efectos biológicos (no térmicos) negativos de la radiación no ionizante, y contextualizando los conflictos de interés y el sector de la población que sufre una sensibilidad especial a este tipo de ondas, llega el momento de confrontar todo ello con algunas declaraciones y posturas que, desgraciadamente, tienen un peso mediático mayor. Que el lector y los oyentes saquen sus propias conclusiones:

ElConfidencial.com (2015, dicembre 2):

 La tecnología basada en campos electromagnéticos lleva años llenando titulares a causa de sus supuestos efectos nocivos para la salud, algo que de lo que la ciencia no ha encontrado ninguna evidencia hasta el momento.

Eldiario.es (2018, junio 7):

Existen muchos grupos pseudocientíficos que alimentan el miedo, promoviendo ideas absurdas, como que las ondas electromagnéticas producen cáncer o que comer tal cosa previene el cáncer, pero su objetivo suele ser vender una terapia o una dieta milagrosa

 – Pedro Duque (actual Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades de España).

De gran interés también es ver cómo han reaccionado algunos académicos en España ante el artículo de Vicenç Navarro del 17 de mayo de 2018, que le llevó a escribir esta réplica, que creo que resume bastante bien todo lo que hemos contado en el programa.

Finalmente, en “Doble Cara” también hicimos mención a este vídeo publicado por la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Murcia en marzo de 2018.

En el vídeo (que no tiene desperdicio), se mezclan los OVNIS con la investigación sobre móviles y Wi-FI, haciendo un paralelismo vergonzoso. Es más, dice que la ley debería actuar con todo su peso. Pues supongo que si eso ocurriera los juzgados se llenarían de los cientos de investigadores que desde los años 50 han publicado los miles de estudios a los que hemos aludido en el programa (y que están accesibles para todo el mundo). Llamar pseudocientíficos a todos esos investigadores, o pseudociencia a la investigación en bioelectromagnetismo es, cuando menos, insultante. Realizar la trampa dialéctica de asociarla a fenómenos paranormales es penoso.

Comentario final

Ojalá dentro de 20 o 30 años podamos decir que existen miles de  estudios (independientes) que rebaten todos los publicados hasta ahora, y que no tenemos que preocuparnos más por este tema. Si eso ocurre, yo seré el primero en admitir que es así.

Sin embargo, con todo lo publicado a día de hoy, lo prudente y justo a nivel científico es reconocer que hay suficientes evidencias como para aplicar la precaución. Simplemente eso. La tecnología no va a desaparecer, seguirá habiendo móviles, Wi-Fi, etc., pero cada uno deberá usarla entendiendo los riesgos que ello conlleva, y las autoridades tendrán que asegurar la proteccción de la población más vulnerable, y los derechos de aquellos que se ven afectados.

Cómo citar este artículo: Martínez, J. A. (2018, junio 19). La contaminación electromagnética en “Doble Cara”. Descargado desde www.cienciasinmiedo.es/b345

Todos los posts relacionados
image_pdfimage_print

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *