(#419). MUERE ANA ZABALOY, DOCENTE Y SÍMBOLO DE LA LUCHA CONTRA LAS FUMIGACIONES

[DESPIERTA] Ana Zabaloy falleció el pasado 8 de junio de 2019, víctima de un cáncer. La docente se convirtió en un símbolo de la lucha contra las fumigaciones que afectaban a las escuelas rurales de Argentina.

Somos testigos obligados del costo humano del actual sistema productivo. Vimos a nuestros alumnos sufrir los efectos de las fumigaciones en la salud, así como si la Constitución Nacional y los derechos del niño ni la mismísima ley de educación nacional no fueron aplicables a los niños de las zonas rurales ni a sus familias, todos rociados con venenos por aire y tierra

En este vídeo de la Red Federal de Docentes por la Vida, Zabaloy explica cómo son envenenados prácticamente a diario, y las presiones a las que se ha visto sometida desde las propias instituciones públicas para que no hablara del tema. Merece la pena dedicar unos minutos a verlo.

Descanse en paz.

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA

Todos los posts relacionados




(#417). LOS ACCIONISTAS DE H&M VOTAN NO A LOS SALARIOS DIGNOS

[DESPIERTA] Tras prometer a bombo y platillo en 2013 que en 5 años como máximo pagaría salarios dignos en toda su cadena de suministro, H&M, el gigante de la moda, ha decidido no hacerlo.

En una reunión de accionistas acaecida a comienzos de mayo de 2019, estos han desestimado que los 850000 trabajadores que hacen la ropa a cambio de salarios que, en la mayoría de los casos, son insuficientes para llevar una vida digna, continúen en esa situación.

H&M repartiría 1600 millones de euros en dividendos entre sus accionistas, a no ser que decidieran utilizar parte de ese dinero para cumplir la promesa que habían realizado en 2013. Sin embargo, sólo 20 de los casi 600 accionistas que estaban presentes votaron a favor de la propuesta. En el siguiente vídeo se muestra un resumen de lo acontecido:

H&M continúa vendiéndose en su web con expresiones como esta:

To use our influence to bring systemic change to the entire fashion industry is one of H&M Group’s greatest missions — from improving the livelihood of the people working in our suppliers’ factories to encouraging our customers to recycle their clothes through our garment recycling scheme

We want our customers to be proud of what they wear, not only because they look and feel good in their clothes, but also because of the way the clothes have been made and the environmental and social impact the garments have had.

“Improving the livelihood of the people working in our suppliers’ factories”….El mundo del marketing es así.

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA

Todos los posts relacionados




(#416). LAS MAQUILAS EN LAS ZONAS FRANCAS DE EL SALVADOR

[DESPIERTA] Las maquilas de El Salvador continúan teniendo un trato fiscal favorable pese a las múltiples evidencias sobre explotación laboral. Según el reportaje realizado por la revista Gatoencerrado, un 20% de ellas siguen recibiendo los beneficios asociados a las zonas francas pese haber sido sancionadas entre 2016 y 2017 por vulnerar los derechos de los trabajadores.

El artículo 29 de Ley de Zona Francas (LEZOFIC) indica que las empresas que se acogen a esta norma deben de cumplir obligaciones laborales para tener derechos a las exenciones de impuesto, entre ellas están: derechos a asociación y sindicalización de los trabajadores; el respeto al salario mínimo, horas laborales, salud y seguridad ocupacional; pago de indemnización, vacaciones y aguinaldo, entre otras

Las zonas francas de exportación son unos lugares de privilegio dentro de un país donde las empresas afincadas allí se benefician de unos beneficios fiscales determinados. En el caso de El Salvador existen 17 zonas francas en las que las más de 100 maquilas allí establecidas están exentas del pago del impuesto sobre los Derechos Arancelarios a la Importación, impuesto de importación, impuesto municipal e impuesto sobre la renta. Además, como el reportaje indica, también se les beneficia con la exoneración de impuestos por importación o transferencia de bienes muebles y bienes raíces, los impuesto municipales sobre activuo y patrimonio, y el impuesto sobre el valor agregado (IVA).

Los testimonios sobre el maltrato que sufren los trabajadores de las maquilas, muestran que se sigue en una situación de precariedad, con una vulneración constante de los derechos laborales básicos. El siguiente vídeo es una muestra de ello:

Los incentivos fiscales en El Salvador, equivalen al 5% del PIB, es decir, tal como indica esta investigación, el país deja de percibir $1200 millones al año, un porcentaje que equivale al doble de lo que el país gasta en salud.

El Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MTPS) sólo cuenta con 110 inspectores para todo el país, una cifra insuficiente para atender correctamente todas las demanda de inspecciones.

“El procedimiento para atender denuncia es: el inspector solicita la documentación (planillas de pago, contrato y otros); luego se entrevista a una muestra representativa de 20 personas, para posteriormente hacer su informe”, detalló.

No obstante, mujeres como Guadalupe señalan que los inspectores llegan a las maquilas, se reúnen en los salones de aire acondicionados con gerentes, jefes de recursos humanos y empleados adoctrinados, hacen sus informes de aprobación y se van, sin conocer a profundidad la realidad de los trabajadores.

En definitiva, una muestra más de la triste realidad de este sector, donde se da la paradoja además de que las empresas que tienen un trato fiscal privilegiado sujeto al cumplimiento de los derechos laborales, lo siguen manteniendo pese a que incumplen su parte del trato.

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA

Todos los posts relacionados




(#403). LA CONTAMINACIÓN EN LAS ZONAS DE MINERÍA DEL CARBÓN EN EEUU

[DESPIERTA] Las compañías que explotan minas de carbón en Estados Unidos están intoxicando a las personas que viven en sus cercanías.

Gareth Evans, explica que la práctica de volar la parte superior de las montañas produce la contaminación del agua potable, lo que a su vez incrementa el riesgo de enfermedades.

En algunas comunidades los vecinos no se pueden ni asear con ese agua, y sólo emplean agua embotellada para cocinar y, por supuesto, para beber.

Estas minas, situadas en algunas de las zonas más pobres del país, como West Virginia, comparten las características de las zonas de sacrificio.

Aguas amarillentas que salen de los grifos de las casas en unos vecindarios donde muchas de las personas no tienen suministro convencional, y confían en sus propios mecanismos para abastecerse de aguas subterráneas. Arsénico o níquel son algunos de los contaminantes detectados.

Muchos de los habitantes de esas comunidades reportan el incremento de enfermedades crónicas, de cáncere, debidos no sólo al agua contaminada sino también al aire. Sin embargo, y aunque hay procesos judiciales contra las compañías responsables no todos los vecinos ahúnan sus fuerzas. Para parte de la comunidad esas empresas dan trabajo y no quieren arriesgarse a perderlo. Tristemente, esta es otra de las características de este tipo de situaciones, donde se da la apariencia de elegir entre el trabajo o la salud, poniendo a muchas personas en una encrucijada.

No obstante, existen soluciones intermedias que dependen de la regulación adecuada, es decir, de obligar a las empresas a no contaminar y/o a limpiar los lugares que se ven afectados. Sin embargo el lobby del carbón es muy fuerte en Estados Unidos (en general, el de todas las industrias contaminantes) y la ley para que las empresas restauren los cauces de agua contaminados por sus actividades fue eliminada tras la llegada de Donald Trump.

De nuevo se ignora la evidencia científica, que ha ligado en varias ocasiones la enfermedad y la muerte con vivir en estas zonas de sacrificio.

Varios condados del medio oeste del país son los principales afectados, y los niños recién nacidos lo están pagando:

Fuente: www.hrw.org, basado en: Melissa M. Ahern et al., “The association between mountaintop mining and birth defects among live births in central Appalachia, 1996-2003,” Environmental Research, vol. 111, 2011, p. 842. © 2018 Human Rights Watch

Ante esta situación, la industria reacciona como es habitual, financiando a poíticos y universidades, lo que asegura unas leyes favorables y unos investigadores que se quedan huérfanos del apoyo de sus centros de pertenencia. Así, la Universidad de Virginia Tech recibió una beca de $15 millones para crear un instituto de investigación del carbón, cuyas políticas sobre qué tipo de resultados publicar parecen obvias. En octubre de 2011, la Universidad West Virginia hizo saber que los estudios realizados por investigadores pertenecientes a ella no debían ser catalogados como “estudios de la Universidad West Virginia”, aparentemente con el fin de “desligarse” de los resultados preocupantes para la salud de los ciudadanos de esas zonas mineras.

En definitiva, una historia repetida docenas de veces, que ya tristemente conocemos; zonas deprimidas expuestas a contaminantes peligrosos, evidencia científica que no se tiene en cuenta, empresas que protegen sus intereses gracias a la financiación de políticos y centros de investigación, grandes campañas de comunicacion para infundir el miedo de la pérdida de empleos si se regula de forma más saludable, y múltiples personas inocentes que son víctimas en este tóxico escenario.

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA

Todos los posts relacionados




(#386). PRINCESAS DISNEY A CAMBIO DE ESCLAVITUD

[DESPIERTA] Un nuevo informe de China Labor Watch nos vuelve a recordar en estas fechas navideñas la responsabilidad que tenemos como compradores y lo que debemos exigirle a las marcas.

The Guardian se hace eco del estudio que retrata las condiciones laborales de cuatro fábricas chinas que hacen juguetes para Disney y Lego, entre otras marcas.

Como se muestra en este gráfico, los trabajadores reciben alrededor de un céntimo de euro por cada muñeca que se vende a casi 40 (relizando el cambio de libras a euros).

b386_2Esto indica que cada trabajador recibe como salario el 0.03% del precio de venta final, cuando el fabricante recibe el 16.4% y el distribuidor el 25.9%.

Aunque más bien deberíamos hablar en femenino, ya que como ocurre en el sector textil, la mayoría son mujeres que sufren la explotación de estas gigantes multinacionales amparadas en subcontratas de fábricas con mano de obra barata.

Los trabajadores están haciendo más horas extra de las que legalmente están estipuladas. Durante los meses de mayor exigencia realizan entre 80 y 175 horas extra al mes, a pesar que la ley china marca un límite de 36.

Además, este informe revela otras violaciones de sus derechos:

– No realizan la obligada formación de 24 antes de incorporarse a su puesto en aras de aprender convivir con sustancias tóxicas y protegerse de ellas,  y manejar maquinaria peligrosa.

– No se provee a los trabajadores de suficiente equipamiento para protección contra tóxicos en la fábrica.

– No se les realiza un examen físico previo, por lo que luego es difícil dilucidar que si enferman la empresa tiene responabilidad, es decir, no se puede demostrar si una enfermedad tiene origen ocupacional.

– Los trabajadores no reciben una copia de sus contratos y no se les explican los entresijos de los mismos.

– Viven en unas condiciones indignas, en casas dormitorio en la propia fábrica donde se acumulan hasta 8 personas en una misma habitación, a veces sin agua caliente, la cual tienen que traer a las habitaciones con grandes cubos.

– Carencia de sindicatos independientes.

– Falta de canales de reclamación efectivos. Cuando los trabajadores se enfrentan a problemas en el trabajo eligen renunciar o aceptar esas dificultades sin opción a queja.

Estos son los beneficios netos que han conseguido Disney (izquierda) y Lego (derecha) en los últimos años:

disney_netincome

lego_netprofits

Como se puede apreciar, Disney tuvo unos beneficios en 2018 de $12600 millones, mientras que para Lego en 2017 fueron €1048.35 millones. Estos beneficios multimillonarios no se corresponden con un cuidado de los salarios para los trabajadores de la cadena de producción.

Como afirma el informe, la estimación del salario digno en China en la provincia de Guangdong está entre los $991 y los $1078 al mes. Esto indicaría que para una casa con 4 miembros, dos personas adultas deberían ganar entre $495 y $539 mensualmente como mínimo. Sin embargo, el salario base es de sólo $301.87 en la fábrica “Jetta”, $258.74 en la fábrica “Herald”,  $287.49 en la fábrica “Wah Tung”, y $247.24 en la fábrica “Lovable”. De esta manera, se ven obligados a hacer interminables horas extra para complementar esos salarios para tratar de acercarse a un salario digno.

Las marcas presionan cada año más a los suministradores para que se consigan más unidades manteniendo el mismo coste de adquisición, y eso hace que la presión repercuta sobre las condiciones laborales de los trabajadores.

Empresas como Disney o Mattel son, paradójicamente, miembros del Ethical Toy Program (ETP), que pretende trabajar para asegurar una mejor calidad de vida de los trabajadores de la cadena de suministro, mejorando sus condiciones laborales. Como indica The Guardian, miembtros del ETP dicen que tomarán nota de este informe y que trabajarán con las fábricas para revertir la situación. Veremos qué ocurre.

Mientras tanto, este informe muestra de nuevo la irresponsabilidad de estas grandes multinacionales, que de un modo u otro son copartícipes de un sistema terrible de explotación que no son capaces de solucionar, pese a los miles de millones de beneficios que acumulan en los últimos años.

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA

Todos los posts relacionados




(#370). NUEVO INFORME DEL WRC SOBRE VIOLACIONES DE DERECHOS DE TRABAJADORES TEXTILES EN EL SALVADOR

[DESPIERTA]  Se acaba de publicar un nuevo informe del Workers Right Consortium (WRC), en este caso sobre las condiciones de trabajo de los empleados de “Konffetty” en El Salvador. Konffetty es el proveedor de “Vive La Fete” (VLF), una empresa estadounidense que hace ropa para niños y también logos para universidades.

Dado que WRC se dedica fundamentalmente a auditar a las fábricas que producen cualquier tipo de indumentaria para las universidades, el foco se ha puesto en el proveedor de VLF, aunque VLF sólo tenga una parte de su negocio en la ropa universitaria.

VLF se presenta en su página web como sigue (traducido literalmente):

Dedicada a la calidad y la excelencia, la misión de Vive La Fete, Inc. es ofrecer productos únicos de alta calidad para niños, con diseños excepcionales y un servicio excepcional para nuestros clientes.

Vive La Fete, Inc., ofrece estilos para todos y cada uno de sus pequeños momentos especiales, desde el clásico “hand smocking” hasta nuestros divertidos y extravagantes apliques, siempre usando los mejores tejidos. 

¡Estamos seguros de que todas nuestras prendas se convertirán en una reliquia familiar para las generaciones venideras!

Pero esas palabras tan bonitas esconden una historia detrás bastante más oscura, como el informe de WRC muestra.

La investigación se inicio a comienzos de 2017, en respuesta a una queja recibida de la organización salvadoreña “Mujeres Transformando”, sobre las condiciones de trabajo de las empleadas que realizan la jornada laboral en sus casas.

Sin embargo, y pese a que la ley de El Salvador indica que esas trabajadoras tienen los mismos derechos que las que se emplean en las fábricas. VLF argumenta que esas trabajadores estaban realizando  una especie de contratos de servicios por lo que técnicamente no eran empleadas de la fábrica y, por tanto, no estaban sujetas a esa ley, pero WRC argumenta que eso es simplemente un truco para tratar de evadir la responsabilidad, y que ello viola la ley de El Salvador.

Esas trabajadores, además, no llegaban a cobrar el salario mínimo, estipulado en $1.23 por hora. Dado que se trabaja por pieza terminada, tras entrevistar a 80 empleadas WRC estima que en promedio reciben sólo un tercio del salario mínimo.

Tampoco se pagan las horas extras ni bonos anuales. Además, no  se les provee de vacaciones pagadas, cobertura sanitaria ni contribución para la pensión. 

WRC ha propuesto medidas correctoras, entre las que destacan una estimación de la compensación que deberían recibir las trabajadoras por todos los abusos cometidos. Sin embargo, la respuesta de VLF ha sido la de, primero negar la evidencia, y luego, tras admitirla, decidir que en lugar de solucionar la situación (respetar los derechos de esas trabajadoras),  iba a cortar su relación con ellas, es decir, dejarlas sin trabajo.

Todas estas denuncias del WRC violan los códigos de conducta de las diferentes universidades que reciben productos de VLF.

En definitiva, una lamentable historia de explotación, vestida (como casi siempre) de una bonitas palabras de presentación de la compañía. Este es el uso del marketing que tristemente más se repite; una forma de enmascarar la realidad.

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA

Todos los posts relacionados




(#361). NIKE Y COLIN KAEPERNICK; ¿CONTRA EL RACISMO PERO A FAVOR DE LA EXPLOTACIÓN LABORAL?

[DESPIERTA]  Jim Keady realiza una reflexión digna de comentar, acerca de la campaña de Nike para conmemorar el 30 aniversario de su tagline “Just do it”.

Nike ha empleado al ex jugador de la NFL Colin Kaepernick, quien en 2016 se arrodilló mientras sonaba el himno americano, como acción de protesta contra la brutalidad policial y el racismo que todavía hoy atraviesa las entrañas de ese país.

Otros jugadores le siguieron, y se abrió un gran debate en Estados Unidos, donde una parte de la opinión pública tachó a Kaepernick de anti-americano (Trump entre ellos).

Desde entonces el jugador está sin empleo; ningún equipo profesional lo ha fichado, y él piensa que hay una conspiración en la liga para no hacerlo debido a su acto de rebeldía.

Y ahora ha accedido a ser uno de los deportistas con los que Nike celebra su aniversario, con una frase que bien resume lo que en realidad ha sucedido: “Cree en algo. Incluso si ello significa sacrificarlo todo”.

ck

Jim Keady, de quien ya hablamos con detalle en nuestro monográfico sobre Nike, plantea una interesante reflexión. ¿Debe Kaepernick trasladar también su lucha a defender los derechos de miles de personas esclavizadas en las fábricas de Nike?

Keady presume (y no le falta razón) de ser el único deportista que plantó cara a Nike, al no querer llevar ninguna prenda de la marca cuando era entrenador en la Universidad de St. John. Eso le costó el puesto, y después realizó una incansable labor de activismo, viajando a Indonesia y documentando las condiciones deplorables que vivían allí los trabajadores de Nike.

Ahora Keady piensa que quizá sería pedir demasiado a Kaepernick extender su protesta por la defensa de la dignidad laboral. Si así lo hiciera, nunca debería prestarse a esta campaña de Nike.

Keady, por el contrario, pone el foco en la marca de Oregón, diciendo sin tapujos que todo es “para vender más zapatillas”. Pues sí, ciertamente, esas acciones de marketing “con causa”, están encuadradas en la planificación global de marketing de la compañía. Se trata, como dice Keady, de vender más. Y los que aún creen que este tipo de empresas tienen “alma” y “conciencia”, probablemente no conocen con suficiente detalle su historia.

Hace pocos meses comentábamos algo parecido en relación a LeBron James. ¿Por qué hay deportistas que hacen acciones sociales loables pero no se atreven a poner el foco en las marcas que los visten? Eso sí que sería una verdadera revolución.

Algunos piensan que a Nike esto le puede perjudicar, porque al contar con Kaepernick se ha ganado la antipatía de un sector de “patriotas” que consideran un crimen más importante arrodillarse ante unos acordes que ver pisoteados los derechos más fundamentales por tener un color de piel más oscuro. Nike siempre se ha posicionado como rebelde, por lo que está dentro de sus valores; están como pez en el agua.

Sin embargo, la cuestión subyacente que parece plantear Keady sigue sin respuesta. ¿Cuánto debemos pedirles a estos deportistas en cuanto a compromiso social? Seguramente hay que pedirles mucho más, incluso a estos que se atreven a alzar la voz. Seguimos esperando deportistas valientes. Cientos de miles de personas que dejan la vida haciendo sus camisetas y zapatillas también.

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA

Todos los posts relacionados




(#355). SCOTT PRUITT DEJA LA EPA DEBIDO A SUS ESCÁNDALOS

[DESPIERTA]  Por fin dimitió Scott Pruitt, el Administrador de la EPA que había demandado a ésta en varias ocasiones cuando era fiscal en Oklahoma. El hombre que estaba al lado de los contaminadores, de los lobbistas. No obstante, y como suele suceder en estos casos, para el Presidente Trump, Pruitt ha hecho un gran trabajo en estos meses que ha estado a cargo de la agencia ambiental norteamericana. Qué iba a decir Trump, al fin y al cabo fue él quien lo puso a dedo, compartiendo, además, ideario ambiental.

Pruitt dimite principalmente por sus extravagancias, sus poco disimulados vínculos con la industria, y porque muchos de sus compañeros se han quejado de sus actividades y su abuso de poder.

Nihal Kirshan, el periodista que escribe para Open Secrets, detalla una lista (no exhaustiva) de las andanzas de Pruitt como Administrador de la EPA. Hay para todos los gustos: usar la sirenas de su coche para ir más rápido a un restaurante, vivir en una casa de un lobbista y pagar un alquiler menor al de mercado, gastarse 90 mil dólares de los contribuyentes en un mes en vuelos en jets privados y militares, utilizar a sus ayudantes para tareas personales como buscar perfumes o adquirir colchones, mantener una agenda de eventos secreta, destinar mucho más dinero del adecuado para su seguridad personal, etc.

Su sucesor es Andrew Wheeler, un antiguo lobbista de la industria del carbón. Esta gente es la que tiene el poder de la regulación ambiental en Estados Unidos. No sé si cabe decir mucho más.

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA

Todos los posts relacionados




(#341). NIKE Y ADIDAS SIGUEN ACUMULANDO BENEFICIOS A COSTA DE SUS EMPLEADOS

[DESPIERTA] A pocos días del inicio del Mundial de fútbol, Clean Clothes Campaing ha sacado a la luz un interesante informe en el que muestra que Nike y Adidas han incrementado su inversión en patrocinio deportivo (y también sus beneficios) a costa de seguir explotando a los trabajadores de sus fábricas, principalmente en Indonesia, Camboya y Vietam.

Nike y Adidas patrocinan a 22 de las 34 selecciones del Mundial, con contratos estratosféricos, como los 65 millones de euros al año que la marca germana paga a la selección de ese país. A nivel individual, destacan los 25 millones de dólares que Cristiano Ronaldo recibe anualmente de Nike.

Todos estos números no tendrían por qué ser objeto de crítica, si no fuera que ambas marcas siguen desatendiendo los compromisos más básicos con los trabajadores de las fábricas en el sudeste asiático. Tras is dejando progresivamente China por el aumento de los costes laborales, las principales fábricas se encuentran a hora en Indonesia, Camboya y Vietnam donde, según Clean Clothes Campaign, las violaciones de los derechos laborales son una constante, y los salarios están entre el 45% y el 65% por debajo de lo que se considera digno.

Como se puede ver en los gráficos siguientes, los ingresos y los márgenes de venta de Nike y Adidas no han parado de crecer desde el año 2005.

Untitled-1

Untitled-2

No sólo los ingresos y los márgenes, también los beneficios se han disparado (en el caso de Nike) o llevan una tendencia al alza (en el caso de Adidas).

Untitled-3

La inversión en actividades de marketing crece, es decir, existe una dinámica creciente de inversión y beneficios que en los últimos años.

Untitled-4Nike y Adidas generan suficientes beneficios para pagar un salario digno a los trabajadores, pero no lo hacen, no está dentro de sus prioridades. Según el informe, si ambas marcas hubieran mantenido sus niveles de dividendos en el nivel de 2012 (que ya eran altos), ese dinero  se podría haber empleado en pagar un salario digno a los empleados de las fábricas. Clean Clothes estima en unos 500 millones de euros el coste añadido para Nike de pagar salarios dignos, mientras que para adidas es de poco más de 200 millones. Sus beneficios en 2017 han sido de casi 4000 y 1200 millones de euros, respectivamente. Recordemos que hace unos meses, realizamos aquí en este blog un análisis similar (aunque con diferente metodología), y concluimos también que Nike seguiría siendo ampliamente rentable si doblara o triplicara los salarios.

De igual manera, si hubieran mantenido sus gastos de marketing al nivel de 2012, ese dinero ahorrado podría haber cubierto también los salarios dignos. Adidas pagó en 2017 11 millones de euros más a Messi con respecto  a lo que pagó a Zidane 15 años antes, una suma que podría haber permitido pagar un salario digno a 44170 trabajadores en Indonesia, y a 52600 en Vietnam.

En definitiva, un informe que es conveniente leer antes de que alguno “sufra” por sus jugadores y equipos favoritos en el Mundial, y que va muy en la línea de lo que llevamos 2 años demandando en Stars for Workers.

Por cierto, is os compráis una camiseta de la selección, se estima que únicamente el 1% de ese precio va a salarios para los trabajadores, meintras que el 14.5% va al beneficio de Adidas, y el 4.5% al de la Federación.

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA

Todos los posts relacionados




(#330). LA PEDIATRA TORIL JELTER ADVIERTE SOBRE EL EFECTO DE LA RADIACIÓN NO IONIZANTE EN NIÑOS

[DESPIERTA] En esta conferencia realizada en 2015, la pediatra Toril Jelter cuenta su experiencia clínica en relación al efecto de la radiación no ionizante (especialmente las microondas) en los niños.

La Dra. Jelter se licenció en medicina en la Universidad de Oslo (Noruega), y actualmente trabaja en Estados Unidos, donde acumula más de 30 años de profesión.

En su intervención relata varios casos de niños con importantes problemas conductuales, como imposibilidad de conciliar el sueño, agresividad o comportamiento anti social. Algunos de ellos, con autismo.

Jelter indagó acerca de las condiciones del entorno de esos niños, y en todos los casos que expone había una fuente de contaminación electromagnética que, al suprimirse, hacía que su comportamiento cambiara radicalmente a mejor.

Contadores “inteligentes”, routers Wi-Fi o incluso electricidad “sucia” estaban asociados a ese comportamiento de los niños. Al suprimirse o limitarse la exposición, los niños mejoraban.

Es seguro que los casos que cuenta Jelter no pueden considerarse como evidencia científica en sentido estricto, ya que podrían haber otras variables de confundido. Es sólo una experiencia clínica, pero sigue siendo relevante, porque muestra un hilo conductor común y congruente con las evidencias que la investigación ha reportado sobre el efecto de la radiación no-ionizante.

Jelter incide en que los niños con problemas en el sistema inmune y los que sufren un trastorno del espectro autista son los más vulnerables. Incluso se plantea si no podría considerarse como abuso el hecho de que los padres y otros adultos con los que interaccionan esos niños no hagan nada para limitar su exposición a esas fuentes de radiación que empeoran sus síntomas. Por supuesto, la pediatra aboga porque se elimine el Wi-Fi de las escuelas.

En otra de sus diapositivas, la doctora alude a la diversidad de personas que son electrohipersensibles, poniendo el foco en aquellas con alto nivel cultural y educativo, como la ex primera ministra de Noruega, Gro Harlem Brundtland, que fue también directora de la OMS desde 1998 hasta 2003. Médicos, profesores, ejecutivos de compañías de electricidad y gas…, la electrohipersensibilidad no distingue entre profesiones.

La conferencia íntegra se muestra en el vídeo de la izquierda, mientras que en el de la derecha aparece una entrevista a Gro Harlem Brundtland, donde admite que se ha convertido en una persona muy sensible a las microondas, y que se debería de tomar mucho más en serio esta cuestión

Este tipo de experiencias clínicas y testimonios son de gran valor para hacer más visible este problema. Como siempre, nos seguimos preguntando cómo es posible que haya personas que nieguen categóricamente todo esto. Al menos la duda debería estar presente en ellos.

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA

Todos los posts relacionados