(#331). LOS CONSTRUCTOS FORMATIVOS NO REFLEJAN ESTADOS PSICOLÓGICOS

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] En este artículo publicado en Frontiers in Psychology, el autor aporta su visión sobre un debate intenso en la metodología en ciencias sociales; los constructos formativos.

El autor lleva la discusión entre realismo vs. constructivismo a un terreno a medio camino de ambos, lo que se denomina epistemología pragmática, o también pragmatismo epistemológico.

Un constructo es un concepto teórico que operativizamos a nivel empírico como una variable latente que es medida con indicadores observables. Los realistas piensan que ese constructo existe independiemente del observador, mientras que los constructivistas indican que puede ser simplemente una construcción en base a ciertas variables que observamos. En el primer caso, la variable latente causa cambios en los indicadores observables (reflectivos), pero en el segundo caso los indicadores observables (formativos) modifican el significado de la variable latente.

El pragmatismo epistemológico toma a esos conceptos como dependientes de la práctica social, es decir, no tienen por qué tener una existencia por sí mismos en el sentido biofísico (relacionados con ciertas conexiones cererbrales, procesos electroquímicos, etc.). Son una propiedad emergente de esos procesos biofísicos que sabemos que existe porque vemos algunas de sus manifestaciones.

Y es aquí donde está la parte más interesante de este artículo, porque el autor enfatiza que esa es precisamente la razón por la cual nunca podrían ser considerados constructos formativos, ya que si no hay manifestaciones en la realidad no hay constructo psicológico.

Un ejemplo es el estatus socieconómico (SES), una constructo claramente formativo, pero que no actúa como un constructo psicológico en sí, ya que no es una propiedad emergente de un estado mental. Sin embargo, si hablamos de “SES percibido”, es decir, de cómo cada individuo percibe su nivel socieconómico, entonces ese sí es un constructo reflectivo, porque se manifiesta en comportamientos, opiniones, etc. que el sujeto hace. El constructo psicológico existe (realismo), pero depende de la interacción social (pragmatismo). Los índices y las nuevas construcciones de variables a partir de otros observables (constructivismo) y que no se manifiestan observablemente no pueden ser considerados como constructos en psicología. Este es la visión del autor.

Comentarios

En este breve artículo, el autor aporta una sencilla explicación sobre cómo debemos considerar la medición en ciencias sociales. Tal y como hemos hablado en otras ocasiones en el blog, hay un buen número de conceptos en psicología que se miden de manera reflectiva cuando son de naturaleza formativa. Pero si, como ocurre también en la mayoría de los casos, ese constructo tiene manifestaciones observables, entonces ese constructo es en sí reflectivo, pero lo llamamos formativo porque tiene otros atributos o dimensiones que lo forman, pero no son parte del mismo concepto, sino otro tipo de constructos en sí mismos.

Un ejemplo sería la satisfacción del consumidor. Decimos que es un constructo formativo porque puede formarse a través de la valoración de diferentes atributos (ej. satisfacción con los empleados, satisfacción con las instalaciones) que no tienen por qué estar asociados. Pero la satisfacción es en realidad un concepto que puede medirse de manera reflectiva, por ejemplo mediante un único ítem de satisfacción global. Es más, cada uno de los atributos también pueden re especificarse como reflectivos y medirse con uno o varios ítems. Por tanto, un constructo sería puramente formativo si es una construcción algebraica que no puede medirse de manera reflectiva, tal y como publiqué hace ya varios años (ver Martínez & Martínez, 2011).

Todos los autores debemos reflexionar mucho antes de iniciar una investigación sobre cómo vamos a medir las variables de interés. Equivocarnos en la especificación reflectiva/formativa produce un gran riesgo de invalidar los resultados.

 

LEE EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ:

Guyon, H. (2018).The Fallacy of the Theoretical Meaning of Formative Constructs. Frontiers in Psychology, doi: 10.3389/fpsyg.2018.00179

Indicadores de calidad de la revista*

  Impact Factor (2014) Cuartil Categoría
Thomson-Reuters (JCR) 2.321 Q2 PSYCHOLOGY-MULTIDISCIPLINARY
Scimago (SJR) 1.27 Q1 PSYCHOLOGY (MISCELLANEOUS)

* Es simplemente un indicador aproximado para valorar la calidad de la publicación

Todos los posts relacionados




(#307). LA CRISIS DE LA INVESTIGACIÓN EN PSICOLOGÍA

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] En este breve artículo publicado en Frontiers in Psychology, los autores realizan un interesante comentario sobre el artículo de Iso-Ahola (2017), en relación a la capacidad de la investigación psicológica para entender los fenónemos que estudia.

Iso-Ahola (2017), recalca las limitaciones de la psicología empírica para probar que algo no existe, o para limitar su entendimiento en base a una asociación estadística, la cual puede variar entre personas y situaciones debido a la extrema complejidad de los fenómenos psicosociales. Esto hace que buscar la replicación en psicología no sea tan necesario como en otras ciencias porque, debido a esas características complejas, es prácticamente irreproducible. Así, deben buscarse replicaciones conceptuales, en el sentido de establecer las condiciones límite sobre las que un fenómeno tiene cabida. Todos los fenómenos existen a no ser que se demuestre lo contrario; la carga de la prueba tiene que estar en el tejado de los escépticos, y no en aquellos en los que han mostrado evidencias empíricas de que efectivamente ese fenómeno existe.

Ante estos rompedores postulados, los autores del comentario coinciden parcialmente con Iso-Ahola (2017); la replicación debe ser más precisa y mejorar en ciertos aspectos. Pero disienten en que la falsabilidad sea algo secundario, y que lo primordial sea la replicación conceptual.

Para ello, aluden al reciente trabajo de Lebel et al. (en prensa), donde muestra una desalentadora lista de fenómenos psicológicos que primero se identificaron como reales, pero que sucesivas replicaciones han mostrado que no había evidencia de ello. Un resumen se muestra en la siguiente tabla:

Elderly priming La exposición a un estímulo que relacionado con el estereotipo “anciano” hace que las personas se comporten de manera acorde a ese estereotipo.
Ego depletion effect Agotamiento del ego cuando se acaban los recursos energéticos, lo que lleva a pérdida de auto control.
Stereotype threat Riesgo de formar un estereotipo negativo del grupo al que una persona pertenece
Achievement priming La exposición a un estímulo condiciona el comportamiento posterior en función de las asociaciones ligadas a ese estímulo
Facial feeback hypothesis El movimiento facial puede influir en la emoción experimentada en función de las características de ese movimiento.
Positive mood boost helping effect  Un estado de ánimo positivo impulsa el efecto de ayudar a los demás.
Superiority-of unconscious decision making effect  Superioridad de las decisiones inconscientes.
Behavioral consequences-of automatic-evaluation  Las evaluaciones inconscientes (malo/bueno) afectan el comportamiento posterior.
Self-control relies on glucose effect  El auto control depende de los niveles de glucosa.
Stereotype susceptibility effect El conocimiento de estereotipos sobre una persona afecta al comportamiento y desempeño en tareas relacionadas con ese estereotipo.
Money priming La exposición a un estímulo monetario condiciona el comportamiento económico posterior.
Physical warmth promotes interpersonal warmth Experimentar físicamente calor o frío condiciona la evaluación de la relación interpersonal (más calidad o más fría).
Disgust priming La exposición un estímulo que causa disgusto condicione los juicios morales subsiguientes.
God priming boosts prosociality La exposición a un estímulo relacionado con Dios incrementa el comportamiento prosocial.
Intelligence priming La exposicióna un estímulo que se relaciona con la inteligencia o el conocimiento influye en cómo responde ese individuo a cuestiones complejas.
Power impairs perspective-taking effect La carencia de poder disminuye la función ejecutiva
 Macbeth effect La mala conciencia de un acto poco loable influye en la propensión a la limpieza
Fertility facial preferences effect  Las mujeres prefieren rostros masculinos menos feminizados durante la fase fértil de su ciclo menstrual
Commitment priming reduces forgiveness effect Relación entre pensar en el compromiso con tu pareja y la posibilidad de perdonarla ante una traición.
Stereotype activation effect La exposición a un estereotipo condiciona el comportamiento posterior.
Power posing Una “pose poderosa” influye positivamente en la secreción hormonal y en el comportamiento.
Font disfluency impairs cognitive performance Información más difícil de procesar se recuerda peor
Pre-cognition Se puede anticipar el futuro.
Status legitimacy effect Grupos sociales con bajo estatus legimitizan la desigualdad más que los de mayor estatus.
Red-impairs cognitive performance effect La exposición al color rojo influye en el desempeño intelectual posterior.
Reduced pro-sociality of high SES effect Las personas con un estatus socioeconómico superior tienen un menor comportamiento prosocial.
Cleanliness priming Sentirse limpio llevaría a las personas a hacer juicios morales más indulgentes.
Moral licensing effect Hacer algo que refuerce nuestra imagen paradójicamente lleva a actuar de manera más inmoral.
Color on approach/avoidance El efecto de los colores sobre la congición, el afecto y el comportamiento depende del contexto.
Romeo and Juliet effect La oposición paterna en un romance incrementa el amor y el compromiso del mismo
Social distance priming Si una persona dibuja una mayor distancia entre puntos en un papel sus relaciones sociales son más distantes.
Playboy effect Hombres expuestos a imágenes eróticas de mujeres reportaban menor atracción y amor hacia sus parejas.
Self-protective subjective temporal distance effect La percepción tempral de distancia condiciona las evaluaciones sobre uno mismo en la proyección temporal
Trait loneliness hot shower effect Las personas se duchan y bañan con agua caliente para compensar su carencia de calor social.
Superstition boosts performance effect Las supersticiones mejoran el rendimiento a través del incremento de la confianza.
Red-boosts attractiveness effect El color rojo incrementa el atractivo de una persona.
American flag priming boosts Republican support La exposición a la bandera de Estados Unidos impulsa el apoyo al Partido Republicano.
Unethicality darkens perception of light El recuerdo de la moralidad personal influye en la percepción de oscuridad o luminosidad.
 Fertility on voting  Los cambios hormonales en el ciclo menstrual de las mujeress condicionan el voto.
Honesty priming La expsoción previa a estímulos asociados a la honestidad influye en la sinceridad de las personas.
Embodiment of secrets Los grandes secretos pueden ser percibidos como una carga física para el que los guarda.
Warmer-hearts-warmer room effect La representación conceptual de lo agradable cambia la percepción de la temperatura ambiental.
Treating-prejudice-with imagery effect Los prejuicios se pueden cambiar con una estimulación previa sobre un cambio de negativo a positivo en la interacción.
Grammar influences perceived intentionality effect La atribución de la intencionalidad en el comportamiento de una persona es influida en función de si ese comportamiento es descrito en función de lo que esa persona estaba haciendo o lo que hizo.
Attachment-warmth embodiment effect Relación entre la ansiedad y la percepción de temperatura.

Ante la resignación de que la psicología (y por extensión las ciencias sociales que estudian actitudes, emociones y intenciones de comportamiento), no pueden ir más allá de lo que realmente hacen, los autores responden con que esa complejidad no debe ser una excusa para evitar la falsabilidad y la replicación. Para ello proponen un enfoque sistémico, basado en la relaciones dinámicas no lineales, y muy relacionados con las estructuras de red que comentábamos en un post anterior.

Mi postura con respecto a este tema quizá esté a medio camino de las dos argumentaciones anteriores. Los fenómenos en ciencias sociales son extremadamente complejos de reproducir, pero se necesita una mayor pulcritud a la hora de defender teorías basadas en un único estudio. Sin embargo, emplear la dinámica de sistemas como herramienta de replicación o falsabilidad lo considero complicado, ya que los sistemas dinámicos están precisamente pensados para mejorar el entendimiento de los fenómenos pero sin el detalle del método hipotético-deductivo y el contraste de teorías frente a datos empíricos.

Quizá la clave sea dejar de abordar cientos de tópicos en ciencias sociales que son de escaso interés, dejar de presionar a los investigadores para que publiquen y publiquen al coste que sea para conseguir mejorar sus condiciones laborales, y dotar de mayor capacidad económica a las investigaciones. Así, conseguiríamos que hubiera menos estudios publicados, pero que esos estudios fueran mucho más completos, con sus propias replicaciones, y dedicados a temas de mucho más interés práctico (algunos de los fenómenos que aparecen en la tabla anterior son, cuanto menos, de escasa enjundia científica).

Quizá la visión de Iso-Ahola (2017) está fuertemente vinculada a la posible unicidad de los fenómenos psicológicos y a la incapacidad estadística de demostrar su existencia en poblaciones. Y es un pensamiento bastante coherente. Todos los fenómenos de la extensa tabla anterior que no se han podido replicar pueden existir (y seguramente algunos realmente existen) a nivel individual o en baja prevalencia. Pero su extensión cuando se habla de poblaciones los hace prácticamente indetectables si no es con muestras de muchos miles de personas. Pero es que aunque sólo hubiera una persona entre un millón que los mostrara, no se podría decir que no existen, simplemente que son fenómenos con una muy baja prevalencia, raros, extraños, outliers o como se quiera llamar, pero que existen. Este es uno de los grandes desafíos de la interpretación de resultados en ciencias sociales.

En cualquier caso, siempre tenemos que tener en cuenta que si una replicación no es exitosa se deberían realizar más para tener una mejor idea de la distribución de los efectos. Un estudio que encuentra un efecto y otro que no lo encuentra tienen el mismo valor, para “desempatar” necesitamos una distribución de efectos provenientes de más investigaciones. Y eso es muy caro y laborioso. Por eso la investigación en psicología (y en ciencias sociales en general) se dice que está en crisis (quizá permanente), porque no conseguimos un modus operandi adecuado.

LEE EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ:

Heino, M. T. J. et al. (2017).Commentary: Reproducibility in Psychological Science: When Do Psychological Phenomena Exist?. Frontiers in Psychology, doi: 10.3389/fpsyg.2017.01004

Indicadores de calidad de la revista*

 

Impact Factor (2016)

Cuartil

Categoría

Thomson-Reuters (JCR)

2.321

Q2

PSYCHOLOGY, MULTIDISCIPLINARY

Scimago (SJR)

1.27

Q1

PSYCHOLOGY (MISCELLANEOUS)

* Es simplemente un indicador aproximado para valorar la calidad de la publicación

Todos los posts relacionados




(#302). CONSTRUCTOS EN PSICOLOGÍA E IMPLICACIONES ESTADÍSTICAS

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] En este breve artículo publicado en Health Psychology Review, el autor realiza un magnífico ejercicio de síntesis para ilustrar una de las grandes cuestiones de la psicología empírica, y por extensión de todas las ciencias sociales; qué son los constructos y cómo hay que medirlos.

Para ello, establece 4 amplias concepciones, que definen diferentes ópticas sobre lo que son los constructos, y cuya adopción de una a otra perspectiva implica la posterior elección del método adeuado para implementar la medición y el análisis estadístico.

Antes de empezar conviene recordar que un constructo en psicología se puede referrir desde una emoción a un desorden mental, desde una percepción a una categorización social, o desde las características de la personalidad a la inteligencia. Es decir, prácticamente cualquier concepto abstracto es un constructo, y esto al final envuelve todo lo que pretendemos medir.

Constructos como carácter natural

Existen, independientemente de que los reconozcamos como tal. Es decir, es una aproximación ontológica realista a entidades naturales que tienen unas carcaterísticas intrínsecas que los hacen atemporales e inmóviles en su concepción. El autor pone el ejemplo de un elemento químico que está determinado por el número de protones que contiene. De este modo, tener 79 protones es una condición necesaria y suficiente para que exista el oro. En psicología, las emociones básicas como el  miedo o la ira son a menudo vistas también dentro de esta categoría. 

Concebir que los desórdenes mentales o que las características de la personalidad tengan también un carácter natural es quizá ir demasiado lejos, pero el autor cita literatura que así lo propone.

Esta concepción realista implica claramente un planteamiento causal reflectivo, donde el constructo es una variable latente que existe pero que se manifiesta a través de indicadores observables. Variaciones en el constructo causan cambios en los indicadores observables, y por tanto la causalidad tiene una dirección desde lo abstracto a lo concreto, desde lo latente a lo observable.

Así, las clásicas escalas multi-ítem, y los tan manidos usos del alfa de Cronbach o el análisis factorial (no el de componentes principales), entrarían dentro de esta conceptualización.

Esto llevaría a aceptar algo que el autor no comenta debido a la brevedad del artículo, pero que es harto conocido en la literatura especializada, y es que esa variable latente se manifiesta a través de unos indicadores observables que son intercambiales, y que no alteran el significado de la variable latente si se usa uno u otro indicador. Y esta es una condición muy restrictiva, y que hace que numerosos planteamientos metodológicos de investigaciones hagan aguas clamorosamente.

Constructos como carácter social y como carácter práctico

El autor separa ambos caracteres pero realmente su distinción es muy sutil, y a nivel práctico implica pocas modificaciones.

El carácter social se refiere a los constructos como construcciones sociales, basadas en un consenso, y aunque el autor no lo comente explícitamente, podría concebirse como algo intersubjetivo, es decir, lo que es lo es porque la mayoría consensúa que lo es.

Y por carácter práctico se refiere a una mera instrumentalización de los conceptos, lo que llama nominalismo pragmático. Así, las emociones, las características de la personalidad o los desórdenes mentales deberían ser juzgados en términos de éxito práctico, más allá de que correspondan con una realidad independiente de nuestra percepción. El ejemplo del estatus socieconómico (SES) es claro; es una mera construcción que predice resultados como la mortalidad, morbilidad, pobreza, etc. Lo que interesa realmente es una operacionalización práctica que permita realizar predicciones.

La forma de plantear modelos bajo estas dos conceptualizaciones es opuesta a la visión reflectiva. Ahora los indicadores observables, las variables que medimos para operacionalizar el concepto causan variación en el concepto, y no se pueden desvincular de él; si eliminamos uno de esos indicadores (o ítems) cambia el significado del concepto. De este modo, estaríamos hablando de modelos formativos, y no reflectivos. Por tanto, no se puede aplicar el alfa de Cronbach, ni ningún método que considere que la varianza del indicador observable se compone de la varianza de la variable latente más una varianza de error (teoría clásica de los tests). Aquí la relación entre las varianzas es diferente porque las relaciones causales son diferentes. En conseuencia, la variable latente se explica por la variación en las dimensiones/indicadores/ítems que la componen.

Constructos como entidades complejas

Esta visión vuelve a la aproximación realista admitiendo que esos constructos existen pero son tan complejos que no podemos saber mucho sobre ellos, más allá de una serie de características que están asociadas, es decir, que se manifiestan conjuntamente, aunque no necesariamente igual en todos los sujetos. De nuevo, con en las otras visiones, existe literatura al respecto que la secunda.

Desde el punto de vista estadístico los análisis de redes asociativas son pertinentes, al no establecer los indicadores ligazones causales con las variables latentes que supuestamente manifiestan, sino que la relación causal o meramente asociativa es con otros indicadores/dimensiones observables. Es decir, se modela lo observable, admitiendo implícitamente la existencia de conceptos latentes, pero sin entrar en especificaciones causales con ellos, debido a la complejidad del entramado de relaciones que los gobiernan.

b302_1

Nihilismo pragmático

Según esta idea, los constructos en psicología son metáforas útiles para entender el mundo, pero no necesariamente tienen que existir. Desde este punto de vista, la visión operacionalista y pragmática prevalecería. Así, los constructos deberían ser medidos en funciónde cómo los investigadores los definieran.

Comentarios

Pese a que el autor al final del artículo se resiste a aceptar esa visión nihilista, y todavía espera que la psicología entienda y maneje constructos reales, la pequeña revisión que hace se lo pone muy difícil.

Y, a mi juicio, no va desencaminado en su pesimismo, porque plantear la visión realista y reflectiva como algo similar a propiedades naturales que son imperturbables es controvertido. El ejemplo que emplear de los protones y la tabla periódica es incompleto y falla al no admitir que el oro es una etiqueta lingüísitica que hemos consensuado poner a un elemento con 79 protones, pero que realmente un protón no es una característica fundamental (como se creía hasta hace unas décadas), sino que está formado por 3 quarks y su interacción fuerte (gluones). De este modo, un protón sería la operacionalización realizada artificialmente para describir una unión de 3 quarks (2 quarks arriba y un quark abajo). Desde ese punto de vista sería una variable formativa. Y es que si cambiamos levemente los indicadores (los quarks), y consideramos esta vez 2 quarks abajo y un quark arriba, ya no tenemos un protón, sino un neutrón.

Por tanto, cada vez que definimos algo le estamos dando un carácter instrumentalista en el sentido de que lo hacemos describiendo las características que lo forman, o siendo menos exigentes, aquellas con las que está asociado (una red nomológica). Así, poco espacio queda a la visión realista, y mucho más en ciencias sociales, donde no disponemos del descenso a lo fundamental que tiene la física, la química o la biología.

Sin duda el debate sigue abierto y la discusión es apasionante en el sentido de que está en juego la validez de miles de investigaciones pasadas y otras futuras que han errado o errarán en plantear una medición adecuada de los constructos que tratan de analizar.

Por eso es tan importante entender bien cómo operar con observables y las relaciones causales que se establecen (ya sea con otros observables o con variables latentes).

LEE EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ:

Fried, E. I. (2018).What are psychological constructs? On the nature and statistical modelling of emotions, intelligence, personality traits and mental disorders.  Health Psychology Review, doi: 10.1080/17437199.2017.1306718

Indicadores de calidad de la revista*

 

Impact Factor (2016)

Cuartil

Categoría

Thomson-Reuters (JCR)

7.241

Q1

PSYCHOLOGY, CLINICAL

Scimago (SJR)

2.69

Q1

CLINICAL PSYCHOLOGY

* Es simplemente un indicador aproximado para valorar la calidad de la publicación

Todos los posts relacionados