(#441). ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS Y CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] En esta investigación publicada en Medical Hypotheses los autores plantean la hipótesis de que el incremento de la morbilidad por enfermedades neurodegenerativas en el mundo occidental sea debido al aumento de la exposición a campos electromagnéticos artificiales, y a su interacción con otros contaminantes ambientales.

Los autores advierten que muchas enfermedades ambientales necesitan 20 o más años para desarrollarse, por lo que quizá el mayor impacto de estos campos electromagnéticos en la salud de la población está por llegar.

El incremento de enfermedades autoinmunes, alergias, reducción de la calidad del esperma, autismo, al margen de otras patologías como el síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, sensibilidad química múltiple y electrohipersensibilidad es un hecho en las últimas décadas. Ocurre lo mismo con el Parkinson, el Alzheimer y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Lo que los autores plantean es que todas estas enfermedades pueden tener una misma conexión, la exposición masiva a los campos electromagnéticos artificiales, ya que ni el incremento de la longevidad, ni las mejoras en los diagnósticos pueden explicar tal aumento.

Por ejemplo, la  British Parkinson’s Society ha tenido que establecer una sección de “Young Persons” para sus servicios, dirigida a personas menores de 40 años. Asimismo, existe en el Reino Unido una organización “Young Dementia”, enfocada en el creciente número de enfermos menores de 65 años.

El incremento de la esperanza de vida no explica el crecimiento de estas enfermedades

Los autores muestran en las siguientes 3 tablas el incremento porcentual de la población fallecida a causa de enfermedades neurodegenerativas. Sin embargo, el aumento de la población mayor de 75 años no ha sido comparable a ese crecimiento, tal y como indica la Tabla 2. Esto quiere decir, que la variable edad es insuficiente para explicar el aumento de la morbilidad y mortalidad.

Table 1. Age-Standardised-Death-Rates for Neurological Disease Deaths (NDD) & Alzheimer Deaths (Alz) & Total Neurological Deaths (TND) both Sexes rates per million 1989–91 v2013-15. # NDD higher than Alz.

Country & Years 2014 &1979 Ranks NDD
1989–2015
Alzheimer
19879–2015
TND
1989–2015
1-1. Finland
Ratio Change
118–458 #
3.88
231–453
1.96
349–911
1:2.61
2-14. USA
Ratio Change
110 #–238
2.16
72–301
4.18
182–539
1:2.96
3-14. Netherlands
Ratio Change
123 #–171
1.39
69–266
3.86
192–437
1:2.28
4-3. UK
Ratio Change
132–167
1.26
122–262
2.15
254–424
1:1.67
5-6. Sweden
Ratio Change
76–162
1.99
111–244
2.22
187–406
1:2.17
6-2.Switzerland
Ratio Change1995
154 #–168
1.09
127–228
1.80
281–396
1:1.41
7-18. Canada 2013–13
Ratio Change
136 #–169
1.24
103–218
2.12
239–387
1:1.62
8-7. Belgium 2011–13
Ratio Change
211#–188 #
0.89
148–187
1.26
359–375
1:1.04
9-9. Norway 1986
Ratio Change
112 #–170
1.52
92–204
2.22
204–374
1:1.83
10-12. Denmak 1994–15
Ratio Change
94 #–162
1.72
48–211
4.40
142–373
1:2.63
11-5. Spain 1980
Ratio Change
85–172
2.02
114–193
1.69
186–365
1:1.96
12-11. Australia
Ratio Change
107 #–163
1.52
76–199
2.62
183–362
1:1.98
13-10. Ireland 2012–14
Ratio Change
135 #–178
1.32
66–183
2.77
201–361
1:1.80
14–4.France 2012–14
Ratio Change
117 #–193 #
1.65
60–162
2.70
203–355
15-8. N. Zealand 2010–12
Ratio Change
105 #–158
1.50
100–169
1.61
205–327
1:1.60
16-13. Germany 1990–2015
Ratio Change
96 #–123 #
1.28
44–120
2.73
140–243
1:1.74
17-19. Italy
Ratio Change
104 #–136 #
1.31
57–119
2.09
161–255
1:1.58
18-19. Portugal 1980–2014
Ratio Change
70#–133 #
1.90
28–96
3.43
98–229
1:2.34
19-16. Austria
Ratio Change
96 #–132 #
1.38
28–49
1.75
124–181
1:1.46
20-15. Greece
Ratio Change
52 #–75 #
1.44
20–29
1.45
72–104
1:1.44
21-21. Japan
Ratio Change
42 #–66 #
1.57
24–37
1.54
66–103
1:1.56

Table 2. Over-75′s Population & Total Neurological Mortality rates per million 1989–2015. Ratio of change Population to TNM then Odds Ratios. Ranked by highest TNM.

Country Population 1989 Ratio of Change Rates TND Ratio of Change Odds Ratio
1-3. Finland 1989
2015
0.281
0.467
1.66 7204
31,246
4.33 2.61
2-8. USA 1989
2015
13.103
19.621
1.50 3355
18,056
5.38 3.59
3-4.UK 1989
2015
3.98
5.19
1.30 4767
15,438
3.24 2.49
4-7. Netherlands 1989
2015
0.814
1.282
1.57 3420
14,868
4.35 2.77
5-10. Sweden 1995
2015
0.683
0.830
1.22 3322
13,801
4.15 3.40
6-2. Switzerland 1989
2015
0.471
0.675
1.43 7344
12,693
1.73 1.21
7-17. Canada 1989
2013
1.296
2.357
1.82 1374
12,235
8.90 4.89
8-11. Spain 1989
2015
2.142
4.298
2.01 3297
11,920
3.62 1.80
9-11. Norway 1989
2015
0.299
0.358
1.20 3297
11,735
3.56 2.97
10-6. France 1989
2014
3.931
5.853
1.49 4227
11,177
2.64 1.77
11-15. Denmark 1994
2015
0.362
0.420
1.16 2279
11,122
4.88 4.21
12-5. Australia 1989
2014
0.744
1.496
1.98 4488
11,064
2.47 1.25
13-9. Ireland 1989
2014
0.159
0.240
1.51 3329
10,812
3.25 2.15
14-1.Belgium 1989
2015
0.659
0.998
1.51 8101
10,771
1.33 1:0.88
15–13.New Zealand 1989–2013 0.152
0.265
1.74 3265
9844
3.02 1.74
16-14. Italy 1989
2015
3.678
6.595
1.79 2493
7319
2.94 1.64
17-16. Germany 1990
2015
5.549
8.459
1.52 1977
6422
3.25 2.14
18-17. Austria 1989
2015
0.527
0.752
1.43 1640
5570
3.40 2.38
19-19. Portugal 1989
2014
0.527
1.003
1.90 899
5551
6.17 3.25
20-20 Japan 1989
2015
5.974
15.896
2.66 759
2682
3.53 1.33
21-18. Greece 1989
2015
0.608
1.158
1.90 1080
2261
2.09 1.10

Table 3. Total Neurological Deaths both Sexes aged 55–74 rates per millions years 2005, 2010 and 2015% Change 2005 to 2015 Indicting Accelerating Change. Ranked by Biggest Increase.

Country & Final Year 2005 2010 2015 % Change
1. Greece 225 245 378 +68%
2. Netherlands 387 412 602 +56%
3. Japan 161 186 242 +50%
4. Germany 325 405 478 +47%
5. UK 449 496 653 +45%
6. Austria 263 304 366 +39%
7. Denmark 438 519 602 +37%
8. USA 541 621 713 +32%
9. Australia 385 400 504 +31%
10. Sweden 479 554 631 +31%
11. Finland 794 946 1006 +27%
12. N. Zealand 2013 394 474 475 +21%
13. Switzerland 445 516 536 +20%
14. Italy 386 413 460 +19%
15. Portugal 2014 374 369 432 +16%
16. Norway 500 534 566 +13%
17. Ireland 2014 479 470 521 +9%
18. Spain 485 467 505 +8%
19. Canada 2013 479 489 481 1%
20. Belgium 568 542 558 −2%
21. France 2014 485 457 433 −11%

La hipótesis de los campos electromagnéticos artificiales

Los autores repasan decenas de artículos recientes que muestran una asociación entre la exposición a radiación no ionizante y el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas. Los mecanismos causales todavía no están claros, pero probablemenente estén relacionados con el estrés oxidativo.

Es cierto que también existen estudios identificando otros factores ambientales, como la exposición a disolventes, y también que es de esperar que el incremento de otros contaminantes ambientales interaccione con los campos electromagnéticos artificiales produciendo efectos combinados.

Los autores inciden en que el peligro reside en la exposición crónica o la sobre exposición a este tipo de radiación no ionizante, y que los efectos comienzan a materializarse ahora, pero se espera que se visualicen con más intensidad en un futuro próximo, ya que este es un fenómeno relativamente reciente (década de los 90).

Para terminar, los investigadores reflexionan sobre la manera de concebir este cambio tecnológico y la forma de vida occidental. No se trata de ir en contra de la tecnología, ni siquiera de desacelerar su difusión; simplemente hay que hacerla más segura. Para ello, hay que reconocer de una vez por todas que existe un efecto negativo sobre la salud de las personas.

LEE EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ:

Pritchard, C. et al.  (2019).Are rises in Electro-Magnetic Field in the human environment, interacting with multiple environmental pollutions, the tipping point for increases in neurological deaths in the Western World?.Medical Hypotheses, doi: 10.1016/j.mehy.2019.03.018

 
Indicadores de calidad de la revista*
  Impact Factor (2018) Cuartil Categoría
Thomson-Reuters (JCR) 1.322 Q4
MEDICINE GENERAL & INTERNAL
Scimago (SJR) 0.432
Q3 MEDICINE ( (MISCELLANEOUS)

* Es simplemente un indicador aproximado para valorar la calidad de la publicación

Todos los posts relacionados




(#439). ASOCIACIÓN LIMITADA ENTRE VIVIR CERCA DE LÍNEAS DE ALTA TENSIÓN Y EL RIESGO DE PARKINSON Y ALZHEIMER

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] En este artículo publicado en International Journal of Epidemiology, los autores estudiaron la relación entre la exposición a los campos eléctricos y magnéticos generados por líneas de alta tensión y el riesgo de desarrollar Alzheimer y Parkinson.

La literatura ha mostrado una asociación entre la exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia el riesgo de desarrollar Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple y ELA, aunque las evidencias difieren en cuanto al tipo de exposición (residencial vs. ocupacional). Por tanto, parece que el cuerpo de estudios relacionando estas enfermedades neurodegenerativas con la exposición prolongada a niveles altos de intensidad de campo en bajas frecuencias es cada vez más consistente, aunque todavía hay muchas incógnitas.

El objetivo de esta investigación fue estudiar a  residentes en Italia en base a su proximidad a líneas de alta tensión, considerando como enfermedades atribuibles a esa exposición el Alzheimer y el Parkinson.

Metodología

Se estudiaron como casos los individuos diagnosticados con demencia (Alzheimer) y Parkinson desde el 1 de enero de 2011 hasta el 31 de diciembre de 2016. Aquellos cuya enfermedad era probablemente atribuible a causas genéticas (Alzheimer diagnosticado en menores de 65 años y Parkinson en menores de 45) fueron excluidos.

Como controles se tomaron individuos no diagnosticados con esas enfermedades.

La distancia a las líneas de alta tensión se categorizaron en 4 niveles: <50m, entre 50 y 199 m, entre 200 y 599 m, y mayor de 599 m. Se consideraron, además, variables de control como indicadores socioeconómicos (“deprivation index”) y la distancia a carreteras con intenso tráfico.

Como novedad en este estudio, también se realizó un análisis sobre el desarrollo de diabetes mellitus entre 6751 casos y 27004 controles, con el fin de comparar los resultados con los de las enfermedades neurodegenerativas, para una enfermedad (diabetes) que la literatura muestra que no tiene relación con los campos electromagnéticos.

Resultados e implicaciones

Los resultados se muestran en las siguientes tablas:

Los resultados mostraron un exceso de riesgo entre los habitantes que viven a menos de 50 metros de la línea con respecto a los que viven a 600 metros o más, pero no es significativo, por lo que la evidencia es bastante limitada.

Sin embargo, este pequeño patrón que encontraron los autores no se mantiene en el análisis de la diabetes, por lo que es un punto a favor en la validez del estudio y de la hipótesis planteada. Los autores concluyen que hay suficientes evidencias para seguir considerando esa relación con las enfermedades neurodegenerativas.

Limitaciones/Comentarios

No se distingue entre diferentes niveles de voltaje de las líneas, ni obviamente sobre otras variables confusoras ambientales. Sin embargo, la comparación con el riesgo de sufrir diabetes es una fortaleza del estudio, que muestra que, aunque limitada, existe evidencia de un tamaño de efecto pequeño.

Este tamaño de efecto se ve condicionado por los pocos casos que hay en las exposiciones más cercanas (menores de 50 metros), lo que es un problema estadístico de potencia, que también es una constante en este tipo de estudios, y que probablemente enmascare los posibles efectos reales.

Por otro lado, la división en 4 categorías no obedece a ningún criterio biofísico, por lo que quizá un análisis tomando un espectro continuo podría haber sido más adecuado.

 

LEE EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ:

Gervasi, F et al. (2019).Residential distance from high-voltage overhead power lines and risk of Alzheimer’s dementia and Parkinson’s disease: a population-based case-control study in a metropolitan area of Northern Italy.International Journal of Epidemiology, doi: doi: 10.1093/ije/dyz139

Indicadores de calidad de la revista*

  Impact Factor (2018) Cuartil Categoría
Thomson-Reuters (JCR)  7.738  Q1 PUBLIC, ENVIRONMENTAL & OCCUPATIONAL HEALTH
Scimago (SJR) 4.18 Q1 EPIDEMIOLOGY

* Es simplemente un indicador aproximado para valorar la calidad de la publicación

 

Todos los posts relacionados




(#430). ASOCIACIÓN ENTRE DISTANCIA A ANTENAS DE TELEFONÍA Y ELA

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] En este estudio publicado en Environmental Research, los autores analizan la relación existente entre la distancia de exposición a antenas de telefonía móvil y el desarrollo de esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

La ELA es una enfermedad rara neurodegenerativa que suele llevar a un desenlace fatal tan sólo 15-20 meses después del diagnóstico. Su etiología es desconocida, aunque se han propuesto varios factores ambientales como posibles causas, entre ellos los campos electromagnéticos artificiales.

El objetivo de esta investigación es evaluar la relación entre la exposición residencial a radiofrecuencia generada por las antenas GSM de telefonía y el riesgo de desarrollo de ELA.

Metodología

El estudio fue realizado en la región de Limusin, en la zona central de Francia, cubriendo 747 localidades, con un área de 16942 km2. Durante el periodo del estudio (2000-2012), la población total creció de 714012 a 738766 personas.

La incidencia de ELA en la región estudiada se estimó en 3.19/100000 personas/año de seguimiento, con una exhaustividad del registro del 98.4%. A esos casos de ELA se les identificó con una serie de variables añadidas: edad en el momento del diagnóstico, sexo, fecha del diagnóstico, fecha de inicio de los síntomas, dirección residencial en el momento del diagnóstico y año de muerte, entre otras.

Se registraron, asimismo, los datos sobre las antenas GSM, proveídos por la Agencia Nacional Francesa de Radio Frecuencias (ANFR): año de instalación, periodo operativo, geo-localización, orientación, frecuencia, e información técnica. Esas antenas emiten entre 900 y 2600 MHz. La exposición es inversamente proporcional a la distancia de la fuente, y proporcional a la potencia de la antena, que es evaluada en términos de la potencia isotrópica radiada equivalente (EIRP – PIRE, en español). Este valor de EIRP es calculado por el producto de la potencia proveída por la antena y el máximo de la ganancia de la antena relativa a una antena isotrópica.

Los parámetros técnicos usados en el modelo estuvieron basados en la guía técnica de la AFNR. Dependiendo de la distribución de antenas, el EIRP se estimó en 250 W en áreas urbanas y 500 W en áreas rurales. La máxima exposición se estimó en lugares situados a 300 m de la antena, con coberturas máximas de 1000 y 4000 m para áreas urbanas y rurales, respectivamente.

Se dividió la geografía en celdas de 50×50 m representadas por píxeles, cuya exposición se calcula usando la distancia del píxel a la antena y el ángulo de emisión (azimut), con una apertura de 120º. La emisión superpuesta de varias antenas se calculó usando una suma cuadrática. Los posibles clusters de ELA fueron analizados empleando el estadístico de Kulldorff.

Se analizaron dos modelos teóricos, uno acumulativo y otro no acumulativo. En el primero de ellos se computó la exposición acumulada censurando 3 años antes del diagnóstico. En el segundo de ellos se midió la exposición en periodo específico de tiempo independientemente de la exposición pasada.

Resultados

No se encontraron clusters espaciales de ELA. La exposición estimada tuvo un rango entre 0.00 y 2.81 V/m en el modelo de exposición no acumulada, y entre 0.00 y 6.75 V/m al año en el modelo de exposición acumulada. Para el 90% de la población, la exposición estuvo por debajo de 1.72 y 1.23 V/m en áreas urbanas y rurales, respectivamente, para el 90% de la población.

Tanto para el modelo de exposición acumulada como para el de exposición no acumulada existe un gradiente de riesgo, un patrón claro de incremento con la exposición a la intensidad de los campos electromagnéticos.

Limitaciones y comentarios

Los autores reconocen adecuadamente que su modelo teórico asume que las antenas GSM transmiten al mismo tiempo, continuamente y al máximo de potencia, lo que claramente sobre estima la exposición, lo que en realidad es una muestra de que esa asociación con la ELA se ha podido producir con intensidades menores aún de las reportadas. Es más, los investigadores sólo consideraron antenas unidireccionales, pero no omnidireccionales En Francia, los límites legales para GSM 900 MHz es de 41 V/m y para GSM de 1800 MHz es de 58 V/m, lo que indica lo alejado que esta la ley de la evidencia epidemiológica sobre riesgos.

También los autores admiten que, aunque por un lado sobre estiman la exposición a las antenas GSM, no tienen en cuenta la exposición individual a otras fuentes de radiofrecuencia, especialmente los propios teléfonos móviles de los individuos y el Wi-Fi. Esta es una limitación importante, porque es probable que haya gran variabilidad en la exposición, y no tenemos forma de saber si se ha distribuido aleatoriamente entre los grupos de casos estudiados.

Los autores son prudentes a la hora de hablar de causalidad, y hacen bien en ser cautos. Admiten que este tipo de estudios en los que los factores de confusión pueden ser muy variados son más útiles para generar hipótesis que para dar una respuesta definitiva sobre la asociación. Sin embargo, la evidencia encontrada en algunos estudios sobre exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia, el patrón de respuesta a la dosis, y la tendencia en el incremento de riesgo son factores importantes a considerar para llegar a una de las conclusiones que comentan los autores, y es que en personas con susceptibilidad, los campos electromagnéticos en la banda usada para las comunicaciones inalámbricas podrían estimular la neurodegeneración.

LEE EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ:

Luna, J. (2019). Residential exposure to ultra high frequency electromagnetic fields emitted by Global System for Mobile (GSM) antennas and amyotrophic lateral sclerosis incidence: A geo-epidemiological population-based study. Environmental Research, doi: 10.1016/j.envres.2019.108525

Indicadores de calidad de la revista*

Impact Factor (2017) Cuartil Categoría
Thomson-Reuters (JCR) 5.026 Q1 ENVIRONMENTAL SCIENCES
Scimago (SJR) 1.567 Q1 ENVIRONMENTAL SCIENCES (MISCELLANEOUS)

*Es simplemente un indicador aproximado de la calidad de la publicación

Todos los posts relacionados




(#249). CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS DE BAJA FRECUENCIA ASOCIADOS A MORIR POR ESCLEROSIS LATERAL AMIOTRÓFICA EN HOMBRES

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una enfermedad neurodegenerativa que usualmente produce la muerte del paciente en un rango temporal de 1 a 6 años desde su comienzo. Aunque se han postulado varios factores de riesgo, todavía no se conoce mucho acerca de los factores de comportamiento y ambientales que se asocian con la enfermedad.

En esta investigación se analizan los efectos de la exposición ocupacional a campos electromagnéticos de baja frecuencia, shocks eléctricos, disolventes, metales y pesticidas sobre la mortalidad por ELA en  una cohorte de individuos.

Metodología

Los autores emplearon una cohorte de individuos holandeses consistente en 58279 hombres y 62573 mujeres, que se entraron a formar parte en 1986, y que en aquel momento tenían una edad comprendida entre 55 y 69 años. Ese grupo de individuos fue seguido en relación a la incidencia de cáncer y a las causas de mortalidad.

Los participantes se siguieron durante 17.3 años (desde septiembre de 1986 hasta diciembre de 2003). En total 88 casos fatales de ELA se dieron en hombres y 70 en mujeres, registrados tanto como primera o segunda causa de muerte.

Los cuestionarios preguntaban específicamente por los puestos de trabajo desempeñados, con el fin de poder asignar a cada caso una ocupación relacionada con la exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia, shocks eléctricos, disolventes, metales y pesticidas.

Para el análisis estadístico se emplearon modelos de Cox con la edad como escala de tiempo y estatificados por sexo. Se incluyeron en el análisis diversas covariables: tabaquismo, educación, índice de masa corporal, actividad física.

Resultados e implicaciones

La exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia en su nivel más alto estaba significativamente asociado a un incremento en la mortalidad por ELA en hombres. Cuando ese análisis tenía en cuenta la acumulación de la exposición los resultados también eran similares (el nivel más alto de exposición estaba asociado a un mayor incremento de mortalidad por ELA que la no exposición), y con una tendencia que sugiere un patrón de respuesta a la dosis.

Ninguna de los otras variables consideradas se relacionó con la mortalidad por ELA, pese a que por ejemplo, tres metanálisis sobre exposición a pesticidas y riesgo de padecer ELA habían encontrado asociaciones positivas.

De este modo, de nuevo aparecen los campos electromagnéticos de baja frecuencia como un posible factor de riesgo, no sólo para padecer cáncer, sino enfermedades neurodegenerativas, como la ELA.

Limitaciones/Comentarios

Este tipo de estudios siempre está sujeto a la tensión entre las ventajas y los inconvenientes de emplear matrices de exposición laboral, donde es cierto que no hay sesgo en la posible respuesta del participante, pero que a su vez pueden no reflejar fielmente el tipo de exposición, o incluso la exposición real total, teniendo en cuenta otros lugares, como por ejemplo su vivienda (cercanías a un transformador o a líneas de alta tensión).

De este modo, hay que tomar los resultados con especial cautela, considerando además el bajo número de casos en el grupo de mayor exposición (un problema también que ocurre en otros estudios epidemiológicos con exposiciones a líneas eléctricas). Hay que admitir, ademas, que sólo se tiene en cuenta la mortalidad por ELA y no la incidencia de la enfermedad. Sin embargo, el tamaño global muestral y la cantidad de años de seguimiento realizados confieren a esta investigación una fortaleza. No obstante, hubiera sido más ilustrativo que los autores hubiesen hablado del nivel de exposición en términos de campo eléctrico y magnético al que se refieren cuando hablan de “nivel alto”.

En resumen, un estudio que provee un indicio más de que los factores ambientales pueden estar relacionados con este tipo de enfermedades, y concretamente en el ámbito de campos electromagnéticos, que los efectos a largo plazo pueden ir más allá de su vinculación con el cáncer, y ligarse a otras enfermedades, también fatales.

LEE EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ:

Koeman, T.  et al.  (2017). Occupational exposure and amyotrophic lateral sclerosis in a prospective cohort. Occupational Environmental Medicine doi: 10.1136/oemed-2016-103780

Indicadores de calidad de la revista*

 

Impact Factor (2015)

Cuartil

Categoría

Thomson-Reuters (JCR)

3.745

Q1

PUBLIC, ENVIRONMENTAL & OCCUPATIONAL HEALTH

Scimago (SJR)

1.6

Q1

PUBLIC HEALTH, ENVIRONMENTAL AND OCCUPATIONAL HEALTH

* Es simplemente un indicador aproximado para valorar la calidad de la publicación

Todos los posts relacionados 




(#60). SHOCKS ELÉCTRICOS Y MORTALIDAD POR ELA

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad neurodegenerativa que tiene una incidencia de 1.2 a 2.5 por 100000 habitantes y año, y que suele afectar a personas entre 40 y 75 años. En la literatura epidemiológica se sospecha que esta enfermedad puede estar relacionada con profesiones vinculadas a recibir descargas eléctricas o estar expuestas a campos magnéticos.

En esta investigación los autores recogen 5886 muertes por ELA en Estados Unidos entre 1991 y 1999 y las relacionan con matrices de exposición laboral. Se seleccionaron 10 controles por cada caso. Ya hemos comentado en otras ocasiones las limitaciones de las matrices de exposición laboral, porque no reflejan de manera individual las exposiciones a campos magnéticos, ni tampoco a shocks eléctricos. En cualquier caso, se pueden emplear para seguir investigando sobre posibles enfermedades asociadas al entorno laboral.

Los resultados del estudio nos dicen que para los trabajadores vinculados a profesiones eléctricas, la probabilidad de morir por ELA es mayor que para los no que tienen esa profesión, pero no hay resultados claros en cuanto a la exposición a campo magnético o shocks eléctricos. Esto, realmente, hace que las conclusiones de este estudio estén un poco enmarañadas, y que nos haga pensar que se necesitan más investigaciones en relación a este tema. No obstante, los resultados corroboran otros estudios anteriores, es decir, los trabajadores relacionados con el sector de la electricidad tienen mayor probabilidad de tener ELA, pero deja la puerta abierta a otros factores no relacionados con los shocks eléctricos y la exposición a un campo magnético superior a 0.3 microteslas. Las limitaciones con respecto a la calidad de los datos son grandes en este estudio, por ejemplo, no se controla por los posibles diferentes tipos de trabajo que podía tener el sujeto a lo largo de su vida.

Vergara, X., Mezei, G. & Kheifets, L. (2015). Case-control study of occupational exposure to electric shocks and magnetic fields and mortality from amyotrophic lateral sclerosis in the US, 1991–1999.Journal of Exposure Science and Environmental Epidemiology, 25, 66-71. doi: 10.1038/jes.2014.39

Indicadores de calidad de la revista*
JCR Impact Factor (2014): 3.185
SJR  Impact Factor (2014): 1.39
* Es simplemente un indicador aproximado para valorar la calidad de la publicación

Todos los posts relacionados