(#439). ASOCIACIÓN LIMITADA ENTRE VIVIR CERCA DE LÍNEAS DE ALTA TENSIÓN Y EL RIESGO DE PARKINSON Y ALZHEIMER

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] En este artículo publicado en International Journal of Epidemiology, los autores estudiaron la relación entre la exposición a los campos eléctricos y magnéticos generados por líneas de alta tensión y el riesgo de desarrollar Alzheimer y Parkinson.

La literatura ha mostrado una asociación entre la exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia el riesgo de desarrollar Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple y ELA, aunque las evidencias difieren en cuanto al tipo de exposición (residencial vs. ocupacional). Por tanto, parece que el cuerpo de estudios relacionando estas enfermedades neurodegenerativas con la exposición prolongada a niveles altos de intensidad de campo en bajas frecuencias es cada vez más consistente, aunque todavía hay muchas incógnitas.

El objetivo de esta investigación fue estudiar a  residentes en Italia en base a su proximidad a líneas de alta tensión, considerando como enfermedades atribuibles a esa exposición el Alzheimer y el Parkinson.

Metodología

Se estudiaron como casos los individuos diagnosticados con demencia (Alzheimer) y Parkinson desde el 1 de enero de 2011 hasta el 31 de diciembre de 2016. Aquellos cuya enfermedad era probablemente atribuible a causas genéticas (Alzheimer diagnosticado en menores de 65 años y Parkinson en menores de 45) fueron excluidos.

Como controles se tomaron individuos no diagnosticados con esas enfermedades.

La distancia a las líneas de alta tensión se categorizaron en 4 niveles: <50m, entre 50 y 199 m, entre 200 y 599 m, y mayor de 599 m. Se consideraron, además, variables de control como indicadores socioeconómicos (“deprivation index”) y la distancia a carreteras con intenso tráfico.

Como novedad en este estudio, también se realizó un análisis sobre el desarrollo de diabetes mellitus entre 6751 casos y 27004 controles, con el fin de comparar los resultados con los de las enfermedades neurodegenerativas, para una enfermedad (diabetes) que la literatura muestra que no tiene relación con los campos electromagnéticos.

Resultados e implicaciones

Los resultados se muestran en las siguientes tablas:

Los resultados mostraron un exceso de riesgo entre los habitantes que viven a menos de 50 metros de la línea con respecto a los que viven a 600 metros o más, pero no es significativo, por lo que la evidencia es bastante limitada.

Sin embargo, este pequeño patrón que encontraron los autores no se mantiene en el análisis de la diabetes, por lo que es un punto a favor en la validez del estudio y de la hipótesis planteada. Los autores concluyen que hay suficientes evidencias para seguir considerando esa relación con las enfermedades neurodegenerativas.

Limitaciones/Comentarios

No se distingue entre diferentes niveles de voltaje de las líneas, ni obviamente sobre otras variables confusoras ambientales. Sin embargo, la comparación con el riesgo de sufrir diabetes es una fortaleza del estudio, que muestra que, aunque limitada, existe evidencia de un tamaño de efecto pequeño.

Este tamaño de efecto se ve condicionado por los pocos casos que hay en las exposiciones más cercanas (menores de 50 metros), lo que es un problema estadístico de potencia, que también es una constante en este tipo de estudios, y que probablemente enmascare los posibles efectos reales.

Por otro lado, la división en 4 categorías no obedece a ningún criterio biofísico, por lo que quizá un análisis tomando un espectro continuo podría haber sido más adecuado.

 

LEE EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ:

Gervasi, F et al. (2019).Residential distance from high-voltage overhead power lines and risk of Alzheimer’s dementia and Parkinson’s disease: a population-based case-control study in a metropolitan area of Northern Italy.International Journal of Epidemiology, doi: doi: 10.1093/ije/dyz139

Indicadores de calidad de la revista*

  Impact Factor (2018) Cuartil Categoría
Thomson-Reuters (JCR)  7.738  Q1 PUBLIC, ENVIRONMENTAL & OCCUPATIONAL HEALTH
Scimago (SJR) 4.18 Q1 EPIDEMIOLOGY

* Es simplemente un indicador aproximado para valorar la calidad de la publicación

 

Todos los posts relacionados




(#347). IONIZACIÓN DEL AIRE EN CERCANÍAS DE LÍNEAS DE ALTA TENSIÓN; ANALOGÍA CON EL ASMA Y LAS TORMENTAS ELÉCTRICAS

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] En esta artículo aceptado para publicar en Electromagnetic Biology and Medicine, la autora asocia el riesgo de padecer leucemia cerca de líneas de alta tensión con la ionización del aire producido por los altos voltajes. Para ello, realiza una analogía con la asociación entre las tormentas eléctricas y las crisis asmáticas, de nuevo teniendo como causa la ionización del aire.

El evento de Melbourne

En 21 de noviembre de 2016 una tormenta eléctrica produjo una crisis asmática en Melbourne (Australia), dejando 9 muertes y miles de personas afectadas. La lluvia produjo la ruptura del polen de las gramíneas en una zona en el noreste, y los fuertes vientos lo llevaron a la ciudad.

Esas partículas de polen se adhieren al aire formando aerosoles, los cuales, debido a las tormentas eléctricas pueden ionizarse. Y esa ionización produce una mayor adherencia de las partículas una vez inhaladas. Esta explicación es bien conocida desde hace más de un siglo, y es la que se formula como más plausible para explicar esos hechos.

Esas partículas rotas de polen pueden medir menos de 2.5 micrómetros, por lo que son extremadamente pequeñas. La lluvia, de este modo, no “limpia” el ambiente, sino que produce al día siguiente una mayor cantidad de polen  en el aire. Los granos de ponen desaparecen, pero las micro partículas de su ruptura no. Esto también ocurre en condiciones de alta humedad y temperatura.

La asociación entre los campos magnéticos y la leucemia infantil

La IARC en 2002 catalogó los campos magnéticos de la radiación de baja frecuencia como posibles cancerígenos, por su relación con la leucemia infantil en estudios epidemiológicos realizados en las cercanías de líneas de alta tensión.

Sin embargo, la hipótesis que plantea la autora es que no son realmente los campos magnéticos lo que produciría ese incremento de riesgo de leucemia infantil, sino el aire ionizado por el efecto corona propiciado por la ruptura dieléctrica debido al campo eléctrico de los cables.

Ese aire ionizado se puede unir a partículas altamente contaminantes y cancerígenas, y hacer que el aerosol resultante esté cargado, con lo que se produciría el mismo efecto que en el caso comentado del asma. Esas partículas cargadas se depositan en la zona, y cambian el campo eléctrico estático, que como varias investigaciones han mostrado, es diferente en las cercanías de una línea de alta tensión, especialmente en la dirección del viento.

Comentarios

La autora plantea una hipótesis interesante, aunque ya conocida. De hecho Denis Henshaw ha postulado un argumento similar, como mostraba en este informe sobre el estado de la cuestión de la relación entre las líneas de alta tensión y el riesgo de diferentes enfermedades.

Sin embargo, creo que este artículo es valioso porque invita claramente a considerar la exposición a la polución ambiental (proveniente principalmente del tráfico) en los estudios epidemiológicos sobre leucemia infantil. Como se puede apreciar, es plausible que la contaminación de esas zonas interaccione con el aire ionizado para crear material particulado menor de 2.5 micras, el más peligroso, y además cargado, lo que facilita su adherencia en los tejidos una vez inhalado.

LEE EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ:

Redmayne, M. (2018).A proposed explanation for thunderstorm asthma and leukemia risk near high-voltage power lines: a supported hypothesis. Electromagnetic Biology and Medicine, doi: 10.1080/15368378.2018.1466309

 
Indicadores de calidad de la revista*
 

Impact Factor (2017)

Cuartil

Categoría

Thomson-Reuters (JCR)

 1.360

Q3 

BIOLOGY

Scimago (SJR)

0.34 

 Q3

BIOPHYSICS

* Es simplemente un indicador aproximado para valorar la calidad de la publicación

Todos los posts relacionados