(#378). LA ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA REDUCE EL RIESGO DE CÁNCER El seguimiento realizado a 68946 participantes muestra una reducción en el riesgo de linfomas y cáncer de mama

b378
  • 23
    Shares

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] En esta investigación publicada en JAMA Internal Medicine, los autores encuentran que el consumo de comida orgánica está asociado a un menor riesgo de cáncer. Para ello, emplean una cohorte de 68946 participantes.

Los autores comienzan el artículo aludiendo a la relación robusta entre la exposición a pesticidas y el cáncer, aunque admiten que la respuesta a la dosis y el efecto cóctel aún han de se mejor investigados. No obstante, los efectos tóxicos de combinaciones de pesticidas, incluso a bajas dosis, se han reportado.

En los últimos años, el mercado de comida orgánica ha crecido. Esos productos se cultivan sin el uso de fertilizantes sintéticos, pesticidas y organismos genéticamente modificados, además de restringir el uso de medicamentos para uso veterinario. Así, como bien indican los autores, la comida orgánica tiene menos residuos de pesticidas que la convencional. Para sostener esa afirmación, comentan un informa de la EFSA de 2018 donde se indica que el 44% de las muestras analizadas de productos convencionales contenían 1 o más residuos cuantificables, mientras que el porcentaje en los productos ecológicos era sólo del 6.5%. 

El objetivo de esta investigación es, por tanto, analizar esa hipotética reducción de riesgo en el desarrollo de cáncer.

Metodología

Los autores emplearon el NutriNet-Santé estudio, una cohorte de voluntarios franceses que debían cumplimentar cuestionarios en internet sobre sus hábitos nutricionales, estilos de vida, estado de salud, actividad física, y otras variables sociodemográficas y antropométricas.

Los participantes debían indicar la frecuencia de consumo de 16 tipos de productos orgánicos (lácteos, huevos, frutas, verduras, etc.).

La cohorte la formaron 68946 personas adultas que se enrolaron en el estudio desde 2009 hasta noviembre de 2016, con un tiempo de seguimiento medio de 4.56 años. Un 78% de esos voluntarios eran mujeres.

Durante el seguimiento se detectaron 1340 casos de cáncer.

Resultados e implicaciones

El consumo de comida ecológica está positivamente asociado con ser mujer, tener un estatus socioeconómico y nivel de estudios alto, y tener mejores hábitos alimenticios (por ejemplo, más fruta y verdura y menos comida procesada) y de actividad física. En definitiva, tener un estilo de vida más saludable. Es de destacar además, que también está asociado al historial familiar de cáncer, de forma que aquellas personas con mayor nivel de riesgo familiar consumen más productos orgánicos.

Todos esos factores pueden añadir confusión a la relación entre el consumo de productos orgánicos y el riesgo de cáncer. Por ello, los autores los consideran en un modelo estadístico (regresión de Cox), dividiendo el consumo en cuatro cuartiles.

Los resultados se muestran en la siguiente tabla:

b378_2

Los modelos 2 y 3 son los que contemplan un mayor número de variables de control. Como puede observarse, existe una relación clara significativa, y con un patrón de respuesta a la dosis entre el consumo de productos orgánicos y el riesgo de cáncer.

La relación con los tipos de cáncer se muestra a continuación:

b378_3

Los resultados muestran una asociación significativa en la reducción de los linfomas, y resultados también a tener en cuenta en el cáncer de piel y cáncer de mama.

De este modo, apostar por una dieta orgánica puede reducir el riesgo global de cáncer, sobre el cáncer post-menopáusico en mujeres y los linfomas.

Los resultados contrastan con los encontrados en Bradbury et al. (2014), donde en una cohorte sólo de mujeres en el Reino Unido no se encontró una reducción del riesgo global. Eso sí, había una asociación negativa con el desarrollo de linfoma No-Hodgkin, lo que en ese caso sí que concuerda con lo encontrado en el estudio realizado sobre población francesa. Es precisamente el linfoma No-Hodgkin, un tipo de cáncer asociado directamente al uso de varios pesticidas.

El proceso mediante el cual los pesticidas podrían causar el cáncer no es totalmente conocido, aunque se barajan varias rutas para ello, como el daño en el ADN, la disrupción endocrina, y la perturbación en la homeóstasis celular.

Limitaciones/Comentarios

Los autores reconocen limitaciones relacionadas con la sobre representación de mujeres, el poco tiempo de seguimiento que podría dejar fuera cánceres desarrollados con un horizonte temporal más alto, y el error atribuible a los cuestionarios auto administrados.

No obstante, y pese a estas limitaciones, la gran muestra empleada, el control estadístico de las variables de confusión y los análisis de sensibilidad realizados dan robustez a los resultados. En cualquier caso, habría sido interesante también tener en cuenta aspectos relacionados con la exposición a radiación ionizante y no ionizante.

Aunque los resultados necesitan ser replicados, este estudio ofrece una importante señal para advertir sobre el riesgo de uso de pesticidas y la idoneidad de una dieta con presencia de más productos ecológicos.

LEE EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ:

Baudry, J. et al. (2018). Association of Frequency of Organic Food Consumption With Cancer Risk. Findings From the NutriNet-Santé Prospective Cohort Study. JAMA Internal Medicine, doi: 10.1001/jamainternmed.2018.4357.
 
 Indicadores de calidad de la revista*
 

Impact Factor (2017)

Cuartil

Categoría

Thomson-Reuters (JCR)

19.989

Q1

MEDICINE, GENERAL & INTERNAL

Scimago (SJR)

8.032

Q1

INTERNAL MEDICINE

* Es simplemente un indicador aproximado para valorar la calidad de la publicación

Todos los posts relacionados
image_pdfimage_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *