(#209). ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS AMERICANOS LUCHAN CONTRA NIKE Protestas en Penn State University y Georgetown contra los abusos a los trabajadores del proveedor de la marca en Vietnam

b208_1

[DESPIERTA] En Estados Unidos las universidades firman grandes contratos con los gigantes de la industria textil deportiva para licenciar todo el merchandising (camisetas, sudaderas, etc.) y patrocinar los programas deportivos de esos Colleges.

Pero desde hace un tiempo diversos colectivos de estudiantes se han asociado para protestar contra las condiciones laborales que sufren los trabajadores repartidos por las factorías de medio mundo, especialmente en el sudeste asiático. United Students Against Sweatshops, lleva 20 años luchando para que en las universidades americanas firmen acuerdos de patrocinio con marcas que respeten los Derechos Humanos. Este año celebran su vigésimo aniversario.

b208_2

Honestamente, lo tienen muy complicado, porque Nike sigue al frente con nada menos que 7 mil millones de dólares en patrocinios en 2016 a esas universidades, aunque ciertamente las cifras varían en función de la fuente considerada, aunque no dejan de ser desorbitadas.

En la Universidad de Penn State los estudiantes están tratando de que en 2017 no se renueve el acuerdo con Nike, debido a la permisividad de la marca de Oregón con las condiciones de trabajo de una de sus fábricas de Vietnam: Hansae.

Samantha Matthews, vice presidenta de la Asociación en la Universidad de Penn State repetía las palabras de un empleado de una de esas fábricas: “Si nos desplomamos en el trabajo tenemos que inmediatamente seguir trabajando para cumplir los objetivos de producción. Si vamos al médico tenemos que volver y terminar nuestros productos“.

En diciembre de 2016, este informe de la Workers Right Consortium ponía de nuevo en el disparadero a Nike por permitir condiciones deplorables de los trabajadores de su proveedor vietnamita.

Este documento hizo también que los estudiantes de la Universidad de Georgetown exigieran a la cúpula regente que tampoco renovara su contrato. Y realmente lo consiguieron, porque a día de hoy no se ha renovado, y la Universidad está negociando con Nike y un mediador (Workers Right Consortium) para que si finalmente se firma un nuevo contrato, que sea bajo el compromiso de cumplir con los valores que la universidad defiende, que según los estudiantes, están lejos de los de explotación laboral asociados a la marca americana.

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA
image_pdfimage_print

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *