(#423). DAÑO INDUCIDO EN EL ADN POR LAS ONDAS DE TELEFONÍA MÓVIL

[REVISIÓN DE ARTÍCULO] En este artículo publicado en Mutation Research-Reviews in Mutation Research,  el autor revisa las evidencias existentes sobre el daño genético que causa la exposición a campos electromagnéticos producidos por la telefonía móvil y otros tipos de campos electromagnéticos artificales.

Presenta algunos de los resultados de los estudios realizado por su equipo entre 2006 y 2016 acerca de la fragmentación del ADN inducida por campos eletromagnéticos de diferente origen en la ovogénesis de moscas de la fruta. Esos efectos sobre el ADN no sólo repercuten sobre la reducción en las células sexuales, sino que producen mutaciones que se transfieren a futuras generaciones.

El autor concluye que los campos electromangéticos en el rango de las microondas, como los generados por la telefonía móvil, son los más biológicamente activos, ya que se combinan con ondas de baja frecuencia que actúan como moduladores de la señal.

Recordemos que las señales como el Wi-Fi o las ondas de telefonía móvil están polarizadas, y se transmiten con pulsos (no son ondas continuas). Esto las diferencia de las fuentes de luz natural. Están además, como hemos dicho, moduladas por ondas de baja frecuencia, y tienen una amplia variación en la intensidad. De este modo, las exposiciones reales son muy diferentes a las realizadas con simulaciones, donde los parámetros de las señales están más controlados.

Los resultados presentados por el autor son producidos por radiación no ionizante, y esto es importante remarcarlo, porque se muestra que el daño genético es posible sin necesidad de ionizar diretamente. El principal mecanismo propuesto para ese efecto sería el estrés oxidativo, donde la disrupción de los canales iónicos es postulada como la causa. Una pequeña variación de 30 mV en el potencial de membrana puede llevar a la despolarización y a la apertura de los canales iónicos. Y este mecanismo de acción puede perturbar el equilibrio celular.

El autor también destaca que la exposiciones en el mundo real tienen una variabilidad que puede llegar al 100% de la intensidad media, dependiendo de condiciones que son imposibles de controlar (cambios en el patrón de la conversación, localización con respecto a la antena, conductividad atmosférica, etc.). Esto explicaría que se haya encontrado un mayor porcentaje de resultados significativos (daño biológico) en estudios realizados en condiciones realistas (95.8%) con respeto a estudios de simulación (aproximadamente 50%). No obstante, incluso combinando ambos tipos de diseños la relación es favorable al daño biológico en una relación de 60/40.

El autor concluye abogando por un uso más prudente de este tipo de tecnología, así como una reducción de los límites de exposición legales.

Comentarios

Simplemente recomiendo consultar la extensa bibliografía que provee el autor para valorar la evidencia empírica existente.

LEE EL ARTÍCULO ORIGINAL AQUÍ:

Panagopoulos, D. J. (2019). Comparing DNA damage induced by mobile telephony and other types of man-made electromagnetic fields. Mutation Researh-Reviews in Mutation Researh, doi: 10.1016/j.mrrev.2019.03.003

Indicadores de calidad de la revista*

Impact Factor (2017)CuartilCategoría
Thomson-Reuters (JCR) 5.205Q1
Scimago (SJR) 2.078Q1GENETICS

*Es simplemente un indicador aproximado de la calidad de la publicación

Todos los posts relacionados
[raw]
[/raw]
image_pdfimage_print

Un comentario

  • Añado mas informacion :

    5G: ¡Peligro para nuestra integridad física! www.kla.tv/13974 
    08.03.2019
    Los llamados medios de comunicación de calidad informan muy eufóricamente sobre la nueva generación de teléfonos móviles 5G. Alemania está “atrasada” en la cobertura de la radio móvil y, como lugar importante para las empresas, necesita absolutamente una cobertura completa de la radio móvil. No debería haber más zonas sin cobertura.

    Hoy les traemos una llamada de atención como una contra voz. Aquí están los principales peligros de la 5G: ¡Peligro para nuestra integridad física! Cualquiera que piense que un salto de 4G a 5G es el siguiente paso, comparable a un salto de 3G a 4G, comete un gran error. Ya que 5G significa un gigantesco salto cuántico y ¡es la intervención humana más seria en la naturaleza en toda la historia de la humanidad!

    Se necesitan aproximadamente 800.000 transmisores nuevos para instalar 5G en toda Alemania. 5G requiere una expansión de infraestructura tan masiva que nunca antes se había visto. Para la 5G, los operadores de las zonas urbanas tienen que instalar una antena de radio móvil de radiación fuerte aproximadamente cada 100 metros.
    ¡Qué “bosque de antenas”, es decir, qué “tsunami radiactivo”!
    Para que 5G tenga suficiente potencia de penetración a pesar de la radiación de onda corta, es necesario aumentar la potencia de transmisión hasta 1000 veces. Por lo tanto, 5G significa dos cosas:

    1) antenas de microondas omnipresentes
    2) aumento dramático de la intensidad de la radiación.

    ¡Este aumento exponencial de la irradiación forzada de toda la población, es un experimento irresponsable sobre la salud humana! Ya en 2011, la OMS clasificó la radio móvil como “posiblemente cancerígena” en la categoría 2B de sustancias cancerígenas.
    Científicos de renombre exigen incluso la clasificación en el estadio 1 como “cancerígeno” sobre la base de los últimos estudios científicos.

    La peligrosidad de la tecnología 5G se puso de manifiesto a finales de octubre de 2018 en La Haya/Holanda: Durante una prueba de 5G, al menos 298 aves sanas cayeron muertas del cielo. Testigos oculares informaron que los patos también se comportaban de manera conspicua y constantemente trataban de mantener sus cabezas bajo el agua.
    Aproximadamente una semana después de la muerte del primer ave, más de un centenar de estorninos muertos cayeron de los árboles en Huijgenspark en La Haya cuando se llevó a cabo otra prueba 5G.

    Conclusión : ¡La 5G representa una amenaza significativa para la integridad física de los seres humanos y los animales!
    Queridos espectadores, dado que los medios de comunicación han ocultado hasta ahora estas voces disidentes a la gente, este programa no es solo una llamada de atención, sino también un llamamiento. Las frecuencias serán subastadas por la Agencia Federal de Redes en la primavera de 2019. El objetivo es que el 98% de los hogares estén conectados a la red 5G para finales de 2022.”

    —————————————–

    Para entender mejor porque pasa eso, tenemos que ver que ocurre a nivel celular y cuantico.
    Cada una de las 100 mil millones de células de nuestro cuerpo (llamadas citomoleculas) es una pequeña batería con polarización positiva con un potencial de 0,1 V, entre su membrana positiva y su citoplasma negativa, con un micro campo magnético de pT (pico tesla). La esquema o el patrón eléctrico de la célula fue modelado por el biofísico de H.P. Schwan de la Universidad de Pennsylvania:

    Cada uno de los 100,000 millones de células (también llamadas cito moléculas) es una batería positiva polarizada positivamente con un potencial de 0,1 V entre su membrana positiva y su citoplasma negativa con un campo magnético de 1pT (pico tesla). El patrón eléctrico de la célula fue descubierto por el biofísico H.P. Schwan de la Universidad de Pennsylvania. La esquema es la siguiente:
    R1, R2 = resistencia del medio extra celular
    R1, R2 = resistencia del medio extra celular
    C1 = capacidad del medio extra celular
    C2, C3 = capacidad de membrana

    “El voltaje (0.1V) es débil, pero la membrana es muy fina (el grosor de dos moléculas), el gradiente de voltaje (diferencia de potencial) en ambos lados de la membrana es enorme, del orden de 1106 mV (HP Schwan, 1957, Propiedades eléctricas de tejidos y suspensiones celulares, Adv. Biol. Med. Phys., 5, 147-209).
    Estos campos eléctricos muy débiles también producen campos magnéticos muy débiles: el corazón genera un campo de 0.05 nano Tesla (nT) y el cerebro de 0.0001 nT.
    Como humanos tenemos estos campos biomagnéticos, pero la contaminación a través de microondas GSM ( Sistema global para las comunicaciones móviles) y el WiFi, interfiere con radiación de muy baja frecuencia y muy largas, llamadas “Frecuencia extremadamente baja” (ELF) y “Frecuencia muy baja” (VLF). El resultado de esta interferencia conduce a una sobrecarga estática a escala de célula humana y animal, porque los organismos pueden almacenar esta energía (Frôlich, 1980).

    Cualquier cambio electromagnético significativo desde el exterior causará discontinuidades que pueden conducir a cambios metabólicos o disfunciones del ciclo metabólico. (Hyland, 2001).

    A un nivel más profundo, el físico alemán Fröhlich H muestra que los organismos vivos tienen un rango de actividades en el espectro de microondas, caracterizado por una frecuencia e intensidad específicas. (Los efectos biológicos de las microondas y las preguntas relacionadas, avances en electrónica y electrónica de 1980; 53: 85-152).

    La medicina clásica solo toma en cuenta las propiedades eléctricas de las células, y luego solo para realizar diagnósticos cardíacos (electrocardiografía) o cerebrales (electroencefalografía). La alteración de este equilibrio eléctrico por la radiacion electromagnetica, conduce a la alteración de la neutralidad electrostática de la célula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *