(#183). PHILIP GREEN, O COMO ARRUINAR A MILES DE PERSONAS SIENDO CABALLERO Un ejemplo más de un depredador de los negocios que ha basado su fortuna en el aprovechamiento de un sistema capitalista neoliberal que le ha permitido explotar a los trabajadores, especular con el dinero de empleados, enriquecerse con el dinero de las jubilaciones, desviar sus ganancias a paraísos fiscales, seguir manteniendo su estatus de celebridad..mientras decenas de modelos, cantantes y otras estrellas le siguen el juego

183_1

[DESPIERTA] Ya comentamos en el extenso monotema de preguntas y respuestas sobre la explotación laboral industria textil el caso de Philip Green, ese empresario inglés, “hecho a sí mismo”, que se ha convertido en multibillonario, y que fue nombrado “sir”, es decir, caballero, en 2010.

El propietario de Arcadia, un conglomerado de empresas que agrupa marcas de textil como TopShop, Topman, Burton, Dorothy Perkins, Wallis y Miss Selfridge, entre otras, tuvo unos beneficios operativos en el curso 2013/2014 de 264 millones de euros. En el año siguiente, 2014/2015 ese beneficio antes de impuestos ascendió a casi 280 millones de euros.

Pero el caballero Green, a pesar de estar tan ocupado ganando tanto dinero mientras trabajadores de sus proveedores en Sri Lanka apenas pueden sobrevivir, también tuvo tiempo para arruinar a BHS, una cadena de tiendas inglesa, vendiéndola a un especulador en 2015 por la módica cifra de 1 libra, mientras se le acusaba de vaciar el fondo de pensiones de miles de trabajadores (que también quedaron en la calle).

Aunque en Inglaterra existe un Fondo de Protección de la Pensiones, para tratar de garantizar este tipo de tropelías, los ingleses quieren que sea el propio Green, que al fin y al cabo es el causante de esta situación quien devuelva el dinero a los 20000 trabajadores que están afectados.

Los ingleses se están planteando seriamente retirar el honor de caballero a Philip Green. Mientras tanto, sigue haciendo negocios, uno de los últimos es una alianza con Beyoncé, para lanzar una línea de ropa.

183_2

En definitiva, un ejemplo más de un depredador de los negocios que ha basado su fortuna en el aprovechamiento de un sistema capitalista neoliberal que le ha permitido explotar a los trabajadores, especular con el dinero de empleados, enriquecerse con el dinero de las jubilaciones, desviar sus ganancias a paraísos fiscales, seguir manteniendo su estatus de celebridad..mientras decenas de modelos, cantantes y otras estrellas le siguen el juego. Aunque tal y como indican la noticia que publica The Guardian, puede que tenga que pagar algo por ello. Puede. Ya veremos cuál es el final de esta historia.

183

IR A LA FUENTE DE ESTA NOTICIA
image_pdfimage_print

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *